Pandemia

Alerta por la variante Delta: ajustan los controles a quienes llegan del exterior

Al aislamiento de entre siete y 10 días y el test posterior, se suma un seguimiento teléfonico y casa por casa, junto con Migraciones, de acuerdo a lo que disponga cada provincia.

Viernes 18 de Junio de 2021

El Consejo Federal de Salud (Cofesa), que reúne a las autoridades sanitarias de la Nación y las provincias, determinó que las jurisdicciones ajusten los controles para los viajeros que lleguen del exterior frente a la amenaza de la variante Delta del coronavirus.

Cada una de las administraciones deberá implementar medidas adicionales desde la semana que viene.

La Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, los distritos con mayor densidad, definieron algunas pautas en las últimas horas como aislamiento domiciliario mínimo de una semana y seguimiento telefónico diario o incluso "casa por casa".

Los residentes porteños que regresan por vía aérea a la ciudad de Buenos Aires serán testeados, como ocurre hasta ahora, en Ezeiza de manera preventiva. Luego hay dos caminos. Si el resultado es positivo, la persona debe cumplir un aislamiento de 10 días en uno de los hoteles dispuestos por el gobierno porteño. Si es negativo, la persona puede regresar a su domicilio. Allí debe realizar un aislamiento de 7 días con seguimiento telefónico a cargo de un equipo del Ministerio de Salud porteño. Una vez completado ese plazo, deberá testearse nuevamente y, en caso de resultar negativo, podrá concluir el aislamiento.

En la provincia bonaerense señalaron que además del seguimiento telefónico, esta semana comenzaron, en conjunto con la dirección de Migraciones de la nación, un seguimiento "casa por casa".

El aislamiento debe ser de "10 días desde su arribo al país" además de una serie de recomendaciones que los viajeros deben cumplir: por ejemplo, piden no recibir visitas durante el aislamiento y evitar el contacto estrecho con los convivientes, quienes no tienen la obligación de hacer aislamiento.

Como en la Capital, los viajeros que regresen deberán someterse a un testeo por PCR o antígenos a partir del séptimo día de haber arribado al país.

"Es necesario completar el seguimiento en las jurisdicciones del aislamiento de 10 días desde la prueba de PCR negativa en origen de las personas que ingresan al país", dijo en la reunión del Cofesa la ministra de Salud nacional, Carla Vizzotti, que también reforzó la importancia de "realizar el control del séptimo día con un test de PCR o prueba de antígenos".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario