Ovación

“Tuve mala fortuna" en la jugada del gol de Central, dijo el árbitro Delfino

El árbitro del partido que Central y San Lorenzo disputaron ayer en el Gigante se refirió así a la jugada polémica del segundo gol del Ciclón. “Reglamentariamente no podía volver atrás la jugada", dijo el juez en declaraciones radiales  

Lunes 09 de Septiembre de 2013

"Hice la seña para que entre Elizari cuando la jugada estaba del otro lado", contó Germán Delfino, el árbitro del cotejo entre Central y San Lorenzo, que terminó con derrota canalla y que desató la polémica por el segundo gol del equipo de Boedo.  
 
“Reglamentariamente no podía volver atrás, porque al jugador le hice la seña de ingreso”, sentenció este mediodía en declaraciones radiales, al tiempo que destacó que tuvo “mala fortuna” en la jugada, al timepo que destacó que el gol "fue válido". 
 
El árbitro, que ya había tenido una jugada desafortunada, en la que se había ganado el repudio de la gente canalla, ya había parado un ataque de Central, luego de que el mismo jugadorredcibiera un pelotazo en la cara.  
 

 
 
Respecto a la jugada del gol de Villalva, que desató la irá de los jugadores y el cuerpo técnico canalla, comentó: “La pude ver esta mañana por TV. Sabíamos en el momento que se había visto la seña, así que reglamentariamente el jugador puede ingresar con el balón en juego y lejos de la acción". 
 
Y enseguida agregó: "Tuvimos la mala fortuna de que el jugador de Central que iba por izquierda decidió volver y hacer un cambio de frente para el otro lado”.
 
Delfino también aclaró que “yo hice la seña para que al cuarto árbitro lo deje entrar. En muchos partidos los jugadores ingresan con una seña, que en la velocidad del juego, no la ve nadie. Aparte en primera, con los intercomunicadores, el cuarto árbitro lo hace entrar. Tuvimos la mala fortuna de que en ese momento hubo un cambio de frente”.
 
No obstante, evitó referirse a la actitud de Elizari de participar de la jugada: “Analizando lo que es el fútbol, hay jugadores que simulan, que intentan hacer goles con la mano, que simulan agresiones para perder tiempo. Pasa hasta en infantiles. Eso escapa a nosotros”.
 
El otro tema que sacó de las casillas a Miguel Russo, el DT de Central, fue la juagda en que el juez paró el partido por un pelitazo en la cara a Elizari. “Lo de frenar la jugada es decisión del árbitro. A veces lo paramos porque uno interpreta que es necesario pararlo y se disputan cómo devolverla. Yo en esa fracción de segundo consideré que debía parar y que lo atiendan. No había una jugada comprometedora”.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario