Ovación

Pruneda, el encargado del gol en Argentino

El delantero tuvo el debut soñado y mientras atiende una pilchería, sueña con crecer en el fútbol

Martes 06 de Febrero de 2018

Lucio Pruneda comenzó a pagar con goles en su nueva etapa en Argentino. Y en su presentación con la 9 del salaíto anotó la apertura del marcador ante Juventud Unida, en el cierre de la etapa inicial. Después llegó el gol de Cristian Iramaz y el Albo pudo cantar victoria en el reinicio de la 2ª parte del torneo de la Primera D. "En los días previos soñé que se me podía dar el gol en el debut con esta camiseta. El deseo fue muy grande y estuvo latente desde que llegué al Olaeta. Por suerte llegó la perfecta habilitación de Fabrizio a Córdoba por la izquierda, Leandro avanzó unos metros dentro del área, sacó un centro al punto del penal y como venía acompañando la jugada, tuve que asegurar el balón para marcar el gol. Todavía recuerdo que salí corriendo y me quería abrara abrazar y festejar con todos", sostuvo Pruneda, autor de su primer gol con la casaca de Argentino en un mano a mano que tuvo con Ovación.

Para el delantero nacido futbolísticamente en Rosario Central, el día después del gol y el triunfo del salaíto no fue uno más. Fue todo lo contrario. "Todavía no caigo la magnitud que tuvo mi primer tanto con los salaítos. Recibí saludos de mucha gente ligada al fútbol, amigos, familiares y de todo el plantel del Argentino. Pero no hay que relajarse porque el objetivo es ascender por fin a la C", dijo.

Como todos los jugadores del ascenso, Pruneda no es la excepción a la hora de trabajar afuera del fútbol. El 9 tiene las obligaciones laborables para poder sobrevivir y todos los días se pone al frente de un local de indumentaria en la calle San Luis 1209. El goleador es el encargado del local.

"Ojalá que en un tiempo muy cercano pueda vivir del fútbol, es la gran ilusión que tengo desde que empecé a jugar de chico al igual que toda mi familia. Por el momento sigo con mi rutina diaria. Por la mañana voy a entrenar a las 8 y a las 14 me pongo al frente del negocio y vuelvo a mi casa a las 22. Otra no queda", confió el delantero albo.

Con respecto al choque ante Juventud Unida. ¿Como fueron tus primeros minutos del partido?

La verdad es que tenía mucha ansiedad en los minutos previos. En la entrada en calor pude sentir el apoyo de los hinchas y se me puso la pie de gallina. Esa euforia de la tribuna se trasladó al equipo y cada jugador estuvo obligado a salir desde el primer minuto con hambre de victoria. Esa inyección anímica la pude percibir y cuando comenzó el partido estuve atento a cada jugada. Por suerte y gracias a Dios en la primera llegada frontal al arco pude anotar para abrir un partido que hasta ese momento era muy duro, muy complicado. Y en lo personal, a su vez me di un gusto enorme de gritar mi primer gol, que para todo delantero siempre es fundamental.

¿Sabés que llegaste a un club que tiene la obligación más que nunca de luchar por los dos ascensos que otorga la categoría?

El grupo me hizo saber todo lo que se está jugando el equipo en el semestre. En mi corta estadía en el club me di cuenta la importancia que es ponerse la camiseta de Argentino a pesar que juega en la quinta categoría. Es uno de los pesos pesado de la divisional y por la historia, un grande en la ciudad. Por eso todos estamos comprometido en luchar hasta el final en pos de lograr el ascenso.

¿Te ves como el goleador del equipo?

Soy uno más del equipo y vine a colaborar en lo que me pida el técnico Marcelo Vaquero. Mi puesto es delantero de área, ojalá pueda anotar seguido y que sirva para que Argentino pueda lograr el objetivo de llevar a la Primera C. Nada es imposible y vamos por todo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario