Ovación

Para Federico Molinari fue un cierre de año soñado

Los seleccionados argentinos masculino y femenino de gimnasia artística cerraron con saldo más que positivo el Sudamericano de Rosario, última gran competencia del año, donde cosecharon medallas y se subieron al podio con resultados que superaron ampliamente las expectativas.

Lunes 12 de Noviembre de 2012

Los seleccionados argentinos masculino y femenino de gimnasia artística cerraron con saldo más que positivo el Sudamericano de Rosario, última gran competencia del año, donde cosecharon medallas y se subieron al podio con resultados que superaron ampliamente las expectativas. La competencia, que tuvo lugar en el club Provincial, vivió ayer una jornada eufórica que se cerró con la medalla de plata del sanjorgense Federico Molinari en paralelas, en la que fue la última rutina del día. Juan Manuel Lompizano, otro de los integrantes del equipo argentino, se despidió de la actividad ganando el oro en arzones (y finalista en salto), mientras que Belén Stoffel le dio una nueva medalla al equipo femenino (ver aparte), en viga.

Molinari, que antes del Sudamericano le comentó a Ovación que quería darle un cierre a su gran año (se convirtió en el primer gimnasta argentino finalista de los Juegos Olímpicos) coronándose en anillas, su especialidad, consiguió ese objetivo pero además ayer le agregó una nueva presea: la de plata en paralelas. En la prueba, primero fue el colombiano Sandoval y tercero el brasileño Barreto. El argentino Osvaldo Martínez terminó quinto.

El equipo argentino sumó así cinco medallas: las dos de Molinari (oro en anillas y plata en paralelas), la de Lompizano (oro en arzones), la del crédito local Nicolás Córdoba (plata en barra fija), la de Osvaldo Martínez (bronce en anillas) y la de la prueba por equipos (plata).

Para Molinari, nacido en Rosario, pero atleta del Club San Jorge desde sus inicios, el Sudamericano fue su primer torneo en casa luego de su actuación histórica en los Juegos, un hecho que puso al certamen en un lugar especial para él pero también para la gente que se acercó a las instalaciones del club a ver de cerca a uno de los deportistas del momento, así como al resto del equipo argentino. Y el clima especial se notó cada vez que alguno de los criollos entró en acción.

"Todo lo que viví estos tres días en Rosario fue muy emocionante, no sólo por lo que pasó en el estadio sino también en la calle, con el cariño de la gente. Ojalá este sea el primero de muchos torneos que se puedan hacer acá o en Argentina, y que realmente haya un crecimiento de la gimnasia", dijo Molinari minutos antes de subirse al podio a celebrar su medalla plateada. Y agregó: "Lo que pasó en paralelas fue impresionante, parecía una cancha de fútbol. La gente nuestra gritando contra Brasil y ellos a nosotros, pero siempre dentro de una competencia".

Lompizano, que con el Sudamericano se despidió de la selección, señaló luego de ganar el oro en arzones: "Sabía que este torneo iba a ser emotivo, pero la verdad es que me ganó. Fue un cierre soñado para mi carrera, no puedo pedir más. La gimnasia me dejó muchas enseñanzas, pero más que nada amigos".

Argentina tuvo un cierre de año soñado en Rosario, donde todos hicieron su parte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS