Newell's

Otra pálida imagen

La Lepra intentó de a ratos, con escasa agresividad. El 0-0 con el débil Temperley refleja el presente.

Martes 27 de Febrero de 2018

No alcanzó un partido para cambiar. Newell's fue el mismo de siempre. Las variantes de Fabián Garfagnoli, tanto de esquema con el 4-3-3, como de algunos nombres, tal el caso de la aparición de Denis Rodríguez, no modificaron lo que se observa habitualmente del equipo en la Superliga. Tampoco es culpa del técnico interino. Existen problemas de fondo, expuestos en el empate sin goles frente a Temperley. Consecuencia de la falta de gol, agresividad y creatividad.

   La mayoría de los futbolistas no habían tocado la pelota y Newell's tuvo un sofocón. A los 10 segundos hubo un pelotazo largo para Muñoz, quien pasó por sobre Evangelista. Fontanini no alcanzó a cerrar y la rápida salida de Pocrnjic tapando el remate fue lo que evitó que se cumpliera la ley del ex.

   Denis Rodríguez dio el presente a los 5'. Bernardello fue al piso ante Fattori y se la dio al pie. El pase filtrado dejó a Fértoli de cara a Ayala. Se la tocó por un costado y William Riveros alcanzó a sacarla antes de que ingrese al arco.

  Y como así de rápido aparecieron, tan rápido se esfumaron. Les costó una enormidad a ambos acercarse. Leal fue un testigo privilegiado de lo que hacían sus compañeros. Rara vez fue habilitado. Por momentos, Rivero intentó ser el nexo entre la defensa y el ataque. Fue intermitente y con el paso de los minutos influyó menos. En contrapartida, Denis Rodríguez pasó de menor a mayor y trató de hacerse cargo del equipo.

   Con intentos individuales y esporádicos, no fue suficiente para el rojinegro. La mayoría del tiempo no piso el área celeste. Se benefició porque Temperley fue igual de inofensivo. No extraña que lleva 500 minutos sin convertir y por el momento es uno de los cuatro que desciende.

   La falta sancionada por una inexistente falta de Bogino a Leal en la medialuna fue la otra acción de riesgo de la Lepra, recién a los 35'. Torres le dio de zurda, abajo, sobre el palo derecho. Ayala se estiró y la desvió al córner.

   La incapacidad para desarrollar en la cancha una idea de juego que sea capaz de quebrar a Temperley prosiguió en los primeros pasajes de la segunda etapa. Garfagnoli no espero demasiado y movió el banco. Lo mandó a la cancha a Sarmiento y lo sacó a Denis Rodríguez.

   Newell's cambió, aunque no tanto por esa variante. Ejerció un mayor control de la pelota. Sin una superioridad abrumadora, ni ataques constantes, se arrimó y obligó a estar atentos a los defensores visitantes.

   Fértoli salió del letargo y se animó a encarar por izquierda. Evangelista trepó también por el lateral. Desde ese sector llegaron algunos centros que al menos dejaron la sensación de gol, aunque a Newell's siempre le faltó finalizar la jugada.

   Figueroa reemplazó a Torres, cansado y poco productivo. El Negro se ubicó por el sector medio. Rivero hizo lo mismo. La intención fue tener juego desde atrás y conectar con Sarmiento, volcado por delante de ellos sobre la derecha, con Fértoli, que anduvo sobre la izquierda y con Leal, ubicado bien arriba.

   Newell's intentó, como pudo. Evangelista encontró una pelota y sin ángulo de tiro, el remate encontró el cuerpo de Ayala. Faltaba poco y la Lepra tuvo otra. Sarmiento pateó el córner desde la derecha y Fontanini cabeceó de pique al suelo. El arquero celeste voló y se interpuso para que la pelota no llegara a la red.

   Newell's estuvo más cerca. Un consuelo que no sirve. A esta altura, el partido más importante se juega afuera, en la elección del nuevo entrenador.


Rivero llegó a la 5ª

A poco del final, Brian Rivero vio la amarilla y fue la quinta en el torneo, por lo que deberá cumplir una fecha de suspensión el domingo ante Banfield. Con 4 siguen Leal y Sills.


De local, 4º empate

Tener una fuerte localía permite pelear más arriba en la tabla, por eso este 4º empate de local muestra lo bajo que está Ñuls. Los anteriores, ante Unión (1-1), G. Cruz (0-0) y Racing (2-2).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario