Newell's

Newell's creció con el aporte de los pibes

Los juveniles entendieron la manera de jugar y fueron importantes para conseguir la victoria sobre Defensa y Justicia. Si se consolidan, el futuro se construirá con ellos.

Lunes 07 de Mayo de 2018

Newell's se sostiene en los futbolistas experimentados. Omar De Felippe idea un equipo alrededor de ellos. Por trayectoria, los referentes en quienes confía son Hernán Bernardello, Bruno Bianchi, Fabricio Fontanini, Víctor Figueroa y Luis Leal. Son ellos los responsables de darles respaldo a los jóvenes que buscan asentarse en la primera rojinegra. El entrenador intenta el despegue con los juveniles y la respuesta que dieron en la victoria frente a Defensa y Justicia es un paso adelante. La mayoría fue eficiente y contribuyó para la conquista de los tres puntos. El mensaje de jugar con actitud, agresividad y atención fue asimilado y puesto en práctica. Es un señal de que otro Newell's es posible, aunque apenas falte una fecha para la culminación de la Superliga y en el medio aparezca la revancha ante Paranaense por la primera ronda de la Copa Sudamericana. Sirve pensando en el futuro, en la próxima temporada.

De Felippe se encontró con un plantel plagado de pibes de las inferiores, algunos con escasos minutos en primera. El trabajo lo focalizó al principio en cuestiones futbolísticas, casi sin modificar los titulares ni el esquema 4-2-3-1 que implementaba su antecesor Juan Manuel Llop. Mantener el orden cuando se pierde la pelota y desplegar un fútbol vertical es su prédica.

La idea de juego fue apareciendo por intervalos desde el primer partido de De Felippe, en la victoria sobre San Martín de San Juan (2-0) en el Coloso. Las circunstancias, como las bajas por lesión, lo llevaron a introducir a otros juveniles, aparte de Joaquín Torres, Braian Rivero y Héctor Fértoli, quienes ya estaban en el equipo.

Joaquín Varela, Denis Rodríguez y Stéfano Callegari, esté último con una breve incursión, fueron los primeros que tuvieron su chance. Después aparecieron Alexis Rodríguez, Enzo Cabrera, Leonel Ferroni, Jerónimo Cacciabue, Facundo Nadalín, Milton Treppo y el único no surgido del club, Daniel Opazo, quien fue la primera opción para cuando Leal quedó afuera por lesión.

Con el transcurso del torneo, De Felippe fue modificando la formación y les brindó confianza a los menos experimentados. Ante las bajas actuaciones de Fernando Evangelista, le dio el puesto de lateral izquierdo a Ferroni. El defensor reemplazó al jugador que le habían traído a comienzos de año porque no había certeza sobre lo que era capaz de rendir.

Además ubicó a Alexis Rodríguez entre los titulares en tres de los últimos cuatro partidos. En dos de esos encuentros, uno de ellos el del sábado, implementó el sistema táctico que estaba ensayando durante los entrenamientos y que tardó un poco en poner en práctica, hasta que estuviese bien aprendido y se diera la ocasión propicia para desarrollarlo.

Cambió el esquema del único punta, el portugués Leal, para ubicarle cerca a Alexis Rodríguez, autor del tanto en la victoria ante el Halcón de Varela. Así fue que varió el 4-2-3-1 por el 4-4-2.

La participación de los jóvenes en el ciclo de De Felippe fue dispar y con altibajos, en un mismo partido o entre uno y otro. Cacciabue es un caso. Tuvo un debut auspicioso ante Talleres (2-1), con el gol de la victoria incluido. Pero después decayó en los siguientes, algo lógico para quien recién comienza a jugar. Es un mediocampista interno que el entrenador considera y valora por su rigor táctico.

El último juvenil al que recurrió el entrenador es el lateral derecho Nadalín. Lo puso ante Defensa por la baja de San Román a causa de una fatiga muscular. La férrea marca de Nadalín fue auspiciosa, no sólo por lo que puede dar sino porque San Román anda en un nivel discreto. Aparte su contrato se vence en junio, es dudosa su continuidad y el juvenil dio la primera señal de que es capaz de ganarse el lugar.

Alexis Rodríguez, Nadalín, Ferroni, Rivero y el ingresado Torres estuvieron a la altura del compromiso del sábado. Entendieron y supieron qué hacer para contrarrestar a un equipo como el de Juan Pablo Vojvoda, que venía de cuatro triunfos seguidos: Boca, Racing, Independiente y Central.

Es lo que De Felippe espera de ellos, y de los demás nombrados para el momento que se los requiera. Para un club cuya capacidad para realizar incorporaciones para la próxima Superliga es reducida, qué mejor que los jóvenes reafirmen que son una opción.



En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario