Ovación

Newell's: Bernardi se confiesa

"Este es el equipo del final. Me retiro en Newell?s", dijo sin preámbulos Lucas Bernardi, el primer refuerzo que tuvo el equipo de Roberto Sensini. El volante se muestra ilusionado, sonriente y desparramando felicidad a mansalva. Hace apenas cuarenta y ocho horas que dejó Francia y aún le cuesta creer que está en su casa, en el club que lo vio nacer futbolísticamente...

Martes 20 de Enero de 2009

"Este es el equipo del final. Me retiro en Newell?s", dijo sin preámbulos Lucas Bernardi, el primer refuerzo que tuvo el equipo de Roberto Sensini. El volante se muestra ilusionado, sonriente y desparramando felicidad a mansalva. Hace apenas cuarenta y ocho horas que dejó Francia y aún le cuesta creer que está en su casa, en el club que lo vio nacer futbolísticamente. Por momentos siente sensaciones encontradas donde se mezclan la tristeza por dejar Mónaco, una entidad que lo cobijó durante ocho años, pero a la vez satisfacción extrema por tener la chance de "volver donde quería", manifestó Lucas en el encuentro que mantuvo con Ovación para hablar de todo.

Una y otra vez repitió que del Parque no se mueve porque es el lugar elegido para colgar los botines. También dijo que "me siento bien porque estaba jugando en reserva" y contó que con la otra dirigencia "no hubiese podido volver".

Bernardi terminó de entrenar, se pegó una ducha rápida y se prestó a la charla con este diario antes del almuerzo del domingo, previsto para las 13 y con multa para el rezagado. "Estoy feliz. Me siento contento porque pude volver después de mucho tiempo y tener la posibilidad de terminar la carrera donde quería", sostuvo el jugador, de 31 años, que la semana próxima firmará el contrato que lo ligará a Newell?s por una temporada. Y agregó: "Estaba un poco triste cuando me fui de Mónaco, pero a la vez contento porque venía adonde yo quería".

   —¿Cuánto tiempo tenés pensado jugar antes de decir "basta"?

  —No lo sé, pero no me veo cambiando de equipo. Este es el equipo del final. No se sabe el tiempo, pero sí donde lo voy a hacer. No me muevo de Newell?s. A veces las palabras se las lleva el viento, pero yo termino acá. Es el club donde quería jugar para retirarme, estar en mi ciudad cómodo con mi familia. Son cosas que me hicieron decidir por cerrar mi carrera acá.

  —¿Cuándo pensás que estarás a disposición del entrenador?

  —Eso lo veremos porque recién llego. Estoy para ayudar y dar todo.

  —¿Cómo llegás desde lo físico y futbolístico?

  —Me siento bien, en Mónaco estaba jugando en reserva porque el entrenador no me llevaba a jugar con la primera.

  —¿Cómo estás de la rodilla?

  —Estoy bien. Esa es la respuesta. Tengo un pequeño problema como cualquier jugador, pero trato de que eso no impida que pueda estar bien.

  —Cuando se hablaba de tu posible regreso se ponía en escena ese tema.

  —Estoy bien. Después hay una sola verdad, que es en la cancha. Espero responder. Sé lo que me juego y de las responsabilidades que tengo. Es una decisión que tomé asumiendo mis riesgos.

  —¿Esta chance de regresar apareció porque se produjo un cambio de dirigencia?

  —No puedo responder eso. Llamé a los directivos y me dieron la posibilidad de volver. Con la otra dirigencia no hubiese vuelto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario