Ovación

Nenas y nenes tiran juntos al aro

Los clubes Velocidad y Resistencia y Servando Bayo, dos propuestas mixtas para los más chicos que le abren el juego a la alicaída versión femenina en la ciudad.

Martes 05 de Marzo de 2019

Se corrió la voz por el barrio que volvía el básquet mixto al club Velocidad y Resistencia. Muchos se alegraron y muchas no. "Es que acá cerca viven chicas que van a la facultad y en sus pueblos juegan más al básquet que acá. Allá predomina el vóley y el básquet, pero acá en la ciudad, por costumbre, las nenas se vuelcan más al hockey o al patín. Cuando algunas chicas vinieron a sumarse se dieron cuenta de que la propuesta era sólo para minibásquet y se desilusionaron", explicó el director técnico del club de calle Urquiza 2737, Joaquín Gamborena, quien convocó a la primera práctica del año, para nenes y nenas de entre 4 y 12 años, edad límite para que todos juntos tiren al aro bajo con la pelota naranja número 5, una versión adaptada a pequeñas manos, y que les abre el juego a las nenas, que se incorporan cada vez menos a este deporte.

Un "límite cultural"

El presidente de la Asociación Rosarina de Básquet, Marcelo Turcatto, sostiene que ese "límite" es más cultural que reglamentario y se respeta a rajatabla en todo el país. "El entrenador José María Cavallero, uno de los creadores de la Liga Nacional, decía que el reglamento no habla de básquet femenino y masculino, pero lo cierto es que no hay ninguna mujer en un equipo de primera división de varones, es como si jugara una mujer en la primera de Central o de Newell's".

Explicado esto, el directivo opinó que es buena la convivencia, porque es "como la vida misma". No obstante, cree que habría que promover más el juego en las chicas: "El básquet femenino está en crisis, hay pocas mujeres, antes las chicas optaban por el hockey o el vóley, pero ahora también optan por el fútbol", dijo Turcatto, quien además aseguró que en la Rosarina (que incluye a varias localidades vecinas) hay 57 entidades de básquet masculino mientras en la versión femenina hay apenas una decena.

"Que se apasionen"

Para Gamborena, ex base de Atlantic Sporstmen y entrenador desde hace seis años, el básquet mixto es "fundamental para la integración" de los chicos pero "sólo puede llevarse a cabo si el club da su apoyo", como en su caso, según afirma.

"Hace cinco años comencé con el mixto, recuerdo que en un grupo de cinco varones tenía dos nenas, Valentina y Lourdes, de unos 8 años que luego siguieron jugando en equipos de nenas. Es importante que cuando son muy chiquitos, unos y otros, jueguen y no se aburran: que se apasionen con el deporte debe ser lo principal", aseguró el entrenador Gamborena.

A la propuesta mixta del Rayo se suma también la del club Servando Bayo, una iniciativa recreativa que dirigen Javier Stella y Micaela Giannantonio en la entidad de San Luis 4471. "Abrí la escuelita mixta en 2016, vienen nenas y nenes de entre 5 a 12 años. No podemos jugar en la Rosarina porque aún no tenemos cancha techada, pero nosotros insistimos porque nos parece que está bien que los chicos, desde muy chiquitos, convivan en el juego, hay muchas diferencias injustas entre el varón y la mujer y esto ayuda a vencerlas desde temprano", señaló Stella, ex ala pivote de Atlantic Sportsmen y también entrenador de las divisiones inferiores de Universitario, donde se están animando a las propuestas mixtas de a poco.

"Hasta el año pasado tenía un grupo fluctuante de 30 chicos: 22 eran varones, pero las nenas vienen y juegan sin problemas. A veces el problema lo tienen los adultos, como el caso de un papá que dejó de mandar a su nene a entrenar porque no le parecía bien que mi colega fuera su técnica", finalizó Stella.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});