Newell's

La solidez se hizo trizas

Newell's había recibido dos goles en siete fechas y ayer River lo superó con claridad en todas las líneas y le metió cuatro pepas.

Domingo 03 de Marzo de 2019

Hasta la llegada de Newell's al Monumental, en los siete partidos que acumulaba la era Bidoglio, el equipo había recibido apenas dos goles. Sólo los poderosos Boca y San Lorenzo habían agitado una vez cada uno las redes leprosas de Alan Aguerre. Pero ayer los del Muñeco Gallado sacudieron la estantería rojinegra y el sistema defensivo colapsó. La Lepra recibió tres goles en el primer tiempo y uno en el complemento, lo que lo mantuvo casi siempre lejos de ilusionarse con llevarse algo de Núñez, a pesar del decoroso 4 a 2 del final.

   El primer sopapo tuvo perfume de sentencia previa. La defensa leprosa se quedó dormida en un envío de costado y Martínez Quarta cabeceó como si estuviese en el patio de su casa para abrir la cuenta. Y después tras el centro de Mayada nadie estuvo cerca de Matías Suárez, que sólo tuvo que conectar el balón a la red sin resistencia.

   Y cuando Newell's había esbozado una reacción con el descuento de Alexis Rodríguez, otra vez hubo una falla letal, que la protagonizó el actor menos pensado. Porque Cristian Ferreira, la figura de la noche, pateó con picardía sin ángulo al primer palo y a Aguerre la pelota se le escurrió cuando la lógica indicaba que se imponía el centro al corazón del área. Falla del arquero y otra vez a sacar del medio.

   Luego en el complemento Fontanini tumbó claramente al atrevido Ferreira y fue Nacho Scocco el que facturó con un tiro seco desde los doce pasos. Así Newell's, que venía siendo sólido en el retroceso, recibió cuatro goles y tal vez pudo sufrir alguno más. River le abrió grietas que deberá corregir para reencauzar el rumbo.


Scocco: "Es raro hacerle un gol a Ñuls"

El ingreso de Ignacio Scocco en el segundo tiempo no pasó desapercibido para nadie. Para el hincha de River, porque el goleador hacía más de cuatro meses que no jugaba. Y para el de Newell's, debido a que era su ídolo el que aparecía enfrente. "Hacerle un gol a Newell's es difícil, raro", manifestó Nacho, quien no festejó el tanto.

   Scocco cabeceó una pelota sin darle la mejor ubicación, aunque igual exigió la estirada de Aguerre. Además tuvo un tiro libre que rebotó en la barrera y el penal. "Hacerle un gol a Newell's es difícil, raro, pero me debo a River. No es fácil jugar en contra de Newell's y no pensar en eso", declaró Nacho.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});