Central

Inferiores, el rearmado

Para junio están previstos varios cambios en divisiones menores. Se movería la grilla de técnicos y la cuarta volvería a la ciudad deportiva

Domingo 19 de Mayo de 2019

El armado del primer equipo es lo más importante hoy en Central, por el duro desafío que encarará el canalla en la próxima temporada con la lucha por la permanencia, pero hay otros temas de los que se está hablando y en los que se está trabajando con una apuesta más a futuro. Uno de esos puntos a mejorar es el que tiene que ver con las divisiones inferiores, donde se tiene en mente llevar a cabo una reestructuración importante, aunque la misma está proyectada a partir de junio, una vez que el equipo de primera ya esté armado para así centrar la atención en las modificaciones que se vayan a implementar en la ciudad deportiva de Granadero Baigorria. De hecho ya hubo una reunión en la sede de calle Mitre, de la que participaron varios protagonistas involucrados en el mundo de las inferiores y lo que se acordó es reestructurarlas, amén de que los lineamientos finos aún no están del todo establecidos.

Desde que Lucas Maggiolo, ex coordinador de divisiones inferiores, se incorporó al grupo de trabajo de Diego Cocca, el manejo de las mismas quedó en poder de Hugo Galloni. Hoy el Flaco es la cara visible que tiene Central en ese terreno. No obstante, uno de los puntos a definir es si Galloni será finalmente el coordinador general (todo parece indicar que así será) o si el club pondrá a alguien al lado suyo para que pueda delegar algunas funciones.

Una de las modificaciones sustanciales que están previstas tiene que ver con el rearmado de la grilla de entrenadores. Es probable que algunos técnicos sigan dirigiendo en las divisiones de AFA, pero en algunas categorías habría cambios. Junto a ello es muy probable que la metodología de trabajo también sufra alguna modificación.

Una de las condiciones que se fijó antes de avanzar en esta reestructuración es que finalice el torneo de AFA, al que le quedan cuatro fechas (Boca, Aldosivi, Huracán y Lanús). Cuando la competencia llegue a su fin, sí se procederá al rearmado. De todas formas lo charlado hasta aquí fueron apuntes muy generales y las cuestiones finas, que incluirán los nombres propios que formarán parte del nuevo proyecto, quedarán definidas cuando se decida avanzar en el tema.

Una de las últimas medidas que se tomó en inferiores fue el traslado de la cuarta división al predio de Arroyo Seco, con un único fin: que los chicos de esa categoría interactúen con sus pares de reserva, pero sobre todo que las jornadas de entrenamiento transcurran cerca del primer equipo. Esto les sirve no sólo a los chicos, sino al DT de primera (en este caso Cocca) para ver con qué material podría contar en caso de tener que acudir a algunos juveniles. Sin embargo, esa movida tendría en el corto plazo una vuelta atrás. Algunas de las fuentes consultadas indicaron que “es muy probable” que la cuarta vuelva a trabajar en Granadero Baigorria. Entre varias explicaciones que fueron informadas, la más importante tiene que ver con que uno de los mayores inconvenientes está en que el predio de Arroyo Seco no cuenta con todas las comodidades en algunas situaciones puntuales. Por ejemplo, el gimnasio nuevo que se hizo si bien es de “última generación” no tiene la capacidad de albergar a la primera, la reserva y también a la cuarta. Notaron que hubo una falencia en cuanto a los trabajos de musculación que necesitan los más chicos. Todas las voces consultadas insistieron en que lo mejor

es que no sólo la cuarta, sino la quinta y hasta la sexta pudieran trabajar cerca de la primera, pero que eso hoy es inviable.

Lo acordado también en esa reunión que hubo fue que el Kily González seguirá al frente de la reserva, pero, se insiste, los cambios más pronunciados se darán en la ciudad deportiva, donde la dirigencia deberá establecer claramente si la toma de decisiones quedará en poder de Galloni o si habrá alguien más a su lado.

Los cambios en inferiores es algo de lo que se empezó a hablar en los últimos meses, luego de que varios integrantes de la comisión directiva advirtieran que el proyecto puesto en marcha en 2014 no habían entregado los resultados positivos imaginados. A tal punto que el club por estos días estaría prescindiendo de muchos juveniles (ver aparte). Hasta habría cambios respecto a quiénes serán los encargados de aquí en más del monitoreo de las inferiores por parte de la comisión directiva.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario