Central

Hernández: "Siempre soñé con esto"

Damián Hernández, el profe de Kily, fue jugador del club y llegará a la primera de Central desde otro rol. "Tenemos un auto de primera y sabemos manejar", dijo

Martes 30 de Junio de 2020

Es un fiel ladero de Cristian González. Damián Hernández será uno de los preparadores físicos que tendrá Central en la nueva era que se viene de la mano del Kily. “Es un momento hermoso. Siempre soñé con esto”, dijo con timidez Morcilla, apodo con el que se lo conoce, en el prólogo del diálogo con Ovación. A los 36 años le llegó la oportunidad que soñó desde pibe. “Pensaba que podía llegar a la primera como jugador, ya que hice todas las inferiores acá y, mirá vos, lo haré como preparador. Cómo es el destino”, confesó el ex lateral izquierdo que supo integrar diversos planteles de la categoría 84 canalla. “Tenemos un auto de primera línea y sabemos manejar”, enfatizó el protagonista de esta historia como para dejar claro que no le tiemblan las piernas para asumir el importante rol asignado por el club de sus amores.

   Hernández argumentó que vive en el barrio Arroyito “como corresponde”. Destacó que el Kily lo bancó desde el primer momento, cuando le ofreció el cargo en reserva. “En estos dos años de trabajo sé lo que pretende el técnico. Cristian es una persona que apuesta por la dinámica, intensidad y buen trato de pelota. No negocia nada. Esta etapa lo agarra bien posicionado”, dijo Hernández antes de entrar en el pasado.

   El currículum deportivo marca que hizo dos años en el baby canalla, mientras que luego participó en las juveniles hasta quedar libre en 4ª división. Ahí regresó al lugar en el que dio los primeros pasos con la pelota: Defensores Unidos. “Luego de quedar libre en Central me dijeron en casa «vas a seguir jugando donde quieras, pero vas a estudiar también». Como justo había terminado quinto año, fue así que elegí el profesorado de educación física. De esa manera sabía que iría a seguir vinculado al fútbol, que es el deporte que amo”, expresó el profe.

   Hernández también despuntó el vicio en el futsal. “Jugué el primer partido de la historia de Náutico, hace 26 años, donde hasta hace poco era el coordinador de toda la estructura, pero ahora tuve que dejar por este nuevo desafío”, agregó Damián, quien en los inicios de la profesión trabajó en la colonia de vacaciones del Sindicato de Prensa .

   Morcilla se sumó a las inferiores canallas “en 2008 como auxiliar en quinta división por intermedio del profesor Cristian Sesana, quien me conocía de mi época de jugador. Hablé con el Gallego Ruiz, que estaba al frente de toda el área física y quedé. Tenía la categoría 90”, acotó.

   Pero, al otro año el club cambió la coordinación y los que tenían contrato debieron buscar nuevos horizontes. Ahí fue que Marcelo Trivisonno apostó por la capacidad pese a ser un pibe “y me llevó a trabajar en varias instituciones de las ligas del interior. Picote se la jugó y le debo mucho. Aprendí muchísimo en el campo porque entrenaba a pibes de todas las edades. Incluso a más grandes que yo y que tenían mucha experiencia en el fútbol. Fueron varios años de aprendizaje constante, que hoy valoro y son muy útiles para plasmar en esta etapa”, confesó.

   “En realidad, siempre trabajé en clubes con mayores. No sólo con Picote, sino además con Potepán, con quien jugamos en el Federal A con Puerto San Martín. También con Ricky De Alberto, que es otro de los entrenadores a los que le debo mucho en la liga de Firmat”, expresó Morcilla con humildad y dejando sentado que tiene un recorrido que el grueso de los futboleros desconoce. Sin dudas se formó en el campo y en diversos niveles, aunque siempre bajo la misma pasión de superarse y con el objetivo de potenciar a cada plantel para sacar lo mejor de cada uno de los que entrenaba.

   Mientras que en 2013 tuvo revancha en las inferiores de Central. “Volví cuando agarró Daniel Teglia, quien también me conocía de cuando jugaba, Trivisonno y el profesor Julio Kleiner lo hablaron y me contrataron. Arranqué en la octava de la zona sur y al año siguiente fui a la ciudad deportiva en la que pasé por varias categorías, sea de Rosarina como AFA, hasta que hace dos años Cristian (González) me llevó a la reserva. El Kily es otro que se la jugó por mí pese a que podía haber llamado a cualquier profesional con lo grande y conocido que es en todo el mundo”, relató el ex lateral izquierdo y actual segundo preparador físico del plantel profesional auriazul. “Este desafío es hermoso. Soy hincha de Central, jugué en las inferiores y trabajo de mi profesión en el club que amo. Sobre todo lo hago con un referente como el Kily, quien me mostró desde un primer momento cuál es el camino de la profesionalización. Tengo una felicidad enorme, es así”, confesó.

   Lo cierto es que Hernández seguirá ligado al flamante DT “porque sé que pidió que me quede. Y eso que le dije que si debía dar un paso al costado para sea el técnico de Central, lo hacía. Me corría y adaptaba al lugar que me diera la dirigencia porque lo más importante es el club y el proyecto. Hubiese aportado el ciento por ciento en la categoría que fuera”, deslizó quien también apuntó que “el Kily se la jugó de nuevo y quiso que siga a su lado. Eso habla de lo que es como profesional y persona”.

   “Tengo claro que el profesor principal es Ernesto Colman, con quien hablamos la semana pasada. Trataré de seguir aprendiendo porque en esta profesión nunca dejás de formarte”, afirmó Damián con respecto al rol que debe cumplir en breve. “Acá somos un staff y todos vamos a dejar la vida para que a Central le vaya bien”, abundó.

   A la hora de hacer eje en el presente, el PF canalla no dudó en afirmar: “Siempre soñé con este presente. Sobre todo desde que el Kily me llevó a la reserva. En realidad desde ese momento fue el objetivo que me había puesto. Ahora se me dio y espero aprovechar esta chance al máximo”.

   “Más allá de que ahora es otro contexto, el hecho de haber trabajado en las ligas del interior me sirvió mucho. Hago hincapié en eso porque sé cómo es un plantel grande pese a las diferencias que hay por supuesto”, dijo Hernández.

   El ex defensor reconoció que “lo que viene en Central es algo impresionante para los que formamos la estructura deportiva. Todos somos hinchas, ex jugadores y gente que hace rato aportamos lo nuestro puertas hacia adentro. Conocemos a todos los chicos. La idea es seguir acompañando el proceso de formación. Trataré de ser operativo también”, dijo antes de reflejar que “el trabajo de la reserva sigue en pie porque siempre dimos tareas para realizar”.

   “Ahora trato de disfrutar esa designación. Hay margen y se puede. Sé bien que tenemos un auto de primera línea y sabemos manejar”, finalizó Morcilla a modo de cierre en la presentación como el PF alterno de la primera de Central.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario