Central

Hay mucho por ganar

La visita de Central a San Lorenzo tiene sus condimentos, pero ninguno como el significado de una victoria.

Sábado 17 de Agosto de 2019

Por méritos propios y por resultados ajenos, Central de entrada se puso frente a una oportunidad inmejorable. De ganar esta tarde en el Nuevo Gasómetro, un terreno hostil si los hay para el canalla, se pondrá a tiro de empezar a escapar rápidamente del fondo de la tabla de promedios, el objetivo que es el norte exclusivo de esta temporada, más allá de que una cosa puede llevar a la otra y la cima de la tabla potencia otras ilusiones. Las victorias en las dos primeras fechas relajaron una sensación de incertidumbre antes de empezar a rodar la pelota en Tucumán y los momentos hay que aprovecharlos. Lo mismo pasa en el desarrollo de un partido. Así está el equipo de Diego Cocca en la previa a este enfrentamiento de líderes de la Superliga ante San Lorenzo. Con mucho, pero mucho por ganar.

Central aprovechó muy bien las dos chances que tuvo de enfrentar a equipos que se desarmaron mucho, el último (Talleres) hasta con técnico nuevo. Para lograrlo, Cocca sembró desde mucho antes. Como por ejemplo, cuando le dio una gran importancia a un partido que a ojos de la mayoría no lo tenía: el de la fecha final de la fase de grupos de la Copa Libertadores, ante Libertad de Paraguay en el Gigante. Ahí hasta se armó la polémica porque quería poner lo mejor y Germán Herrera, quien se despedía del fútbol, no estaba en esa consideración. Fue tan antipático como cuando dijo, cuando era DT de Racing, que prefería perder un clásico pero salir campeón. Y perdió ante Independiente, pero luego dio la vuelta olímpica.

Aquel miércoles 8 de mayo, el 2 a 1 sobre Libertad no sólo fue el último partido del semestre, sino que Cocca cortó la racha adversa canalla de no haber ganado en el Gigante desde inicio de año. Ergo, ante Talleres no cargó esa mochila, jugó más suelto, el equipo fue más paciente y la victoria llegó cerca del final. Además, lo hizo con los mismos nombres que vencieron en el debut ante Atlético Tucumán, que repetirían hoy. Más allá de que Central no fue una usina de fútbol está bien que los banque un poco más.

La atracción que genera siempre San Lorenzo-Central, la racha negativa a cortar en el Nuevo Gasómetro, la presencia de Juan Antonio Pizzi en el banco de al lado, el duelo de punteros, son buenos condimentos pero no tantos como la gran chance que abriría una victoria en la tabla de promedios. Es que no sólo el equipo de Cocca se aseguraría mantenerse arriba de los tres que hoy descienden, sino que uno de ellos, Patronato, será el próximo rival en el Gigante y quedaría el plato servido para hacer una brecha que psicológicamente ya parezca inalcanzable. Casi como la de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri.

Trascartón, la 5ª fecha canalla será en Santa Fe ante Colón, otro rival que no se percató que va a tener problemas serios de descenso y está muy enfocado en su derrotero en la Sudamericana. Es más, cuando lo toque enfrentarlo, el equipo sabalero tendrá encima la llave semifinal frente a Atlético Mineiro o La Equidad de Colombia. También puede sacar tajada. Todo ese fixture será antes del clásico ante Newell's en Arroyito. Para Central (y para Newell's también, obvio) sería bárbaro asumirlo con menos presión en el promedio. Por eso hay tanto por ganar hoy. Una oportunidad de oro.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario