ovacion

Ganó Newell's y brilló el Coloso del gol

Con una tremenda conquista de Scocco, Newell's superó a Patronato, en un encuentro que ganó con esfuerzo. La lepra sumó la segunda victoria al hilo y estiró a cinco partidos el invicto con el Mono Burgos. Llega entonado al estreno copero

Domingo 18 de Abril de 2021

Era el final de la noche del Coloso. Newell’s había construido la victoria parcial con el pico y la pala, no le sobrada nada y bancaba con el cuchillo entre los dientes el 1 a 0 que Patronato quería romper para llevarse al menos un punto. Parecía que el rojinegro no iba a ganar sin sufrimiento hasta el pitazo final, pero la magia se posó en la noche estrellada del Parque. Ignacio Scocco, que ingresó para jugar los últimos 20 minutos, inventó un gol de otro planeta para ponerle una frutilla exquisita al triunfo. Nacho se hizo lugar con la pelota y desde 25 metros sacó un latigazo impresionante que se alojó como un pájaro en el nido en el ángulo derecho del arco del Palomar. Una joya que rompió el molde y sirvió para sellar la segunda victoria en fila del ciclo de Germán Burgos, que además estiró su invicto como entrenador leproso a cinco partidos. Fue 2 a 0, pero será recordado como la noche de otro golazo de Nacho.

Para Newell’s vencer a Patronato fue casi un parto durante casi todo el desarrollo del partido. La lepra durante la etapa inicial buscó lateralizar la pelota y jugó buena parte del tiempo en campo rival, a diferencia de los cotejos anteriores cuando se había plantado más cerca de Alan Aguerre. Esta vez intentó jugar con Cristian Lema y la última línea más cerca del círculo central.

Pero igualmente el déficit ya en ese primer tiempo estuvo en el pase filtrado en tres cuartos de cancha, ya que al arco de Patronato no logró mirarlo de tan cerca. La visita tomó el rol de segunda guitarra y esperó para sorprender de contra. A Jonatan Cristaldo y Alexis Rodríguez les costó zafar de la marca e imponer sus condiciones cuando encararon.

Así la etapa inicial se encaminaba al empate en cero. El Patrón había arrimado peligro con un tiro a colocar de Lautaro Torres que tuvo el freno de la gran volada de Aguerre. Y la lepra había avisado con un cabezazo picante de Lema tras un centro de Cacciabue. Había muy poca actividad en las áreas.

Pero en cada pelota detenida se desplegaba la fuerza aérea leprosa. Y así ejecutó el córner Maxi desde la izquierda, un racimo de futbolistas esperaba en el primer palo, saltó el juvenil Calcaterra en la montonera y la pelota se desvió en Sosa Sánchez para hundirse en el arco del hipódromo y poner a Newell’s arriba en la noche del Coloso antes del entretiempo.

En el complemento gran pase de Pablo Pérez y la tijera del Churry Cristaldo en el corazón del área se fue alta. A la cancha Nadalín de stopper y Calacaterra se adelantó a moder en el medio. Después fue el turno de volver al ruedo de Nacho Scocco, que suplantó a Maxi, y Cabrera tomó la posta de Alexis. Nacho primero tiró un caño que no le salió y después se arrojó al piso y quitó una pelota.

Newell’s no lograba sostener el balón y Patronato aceleró con sus limitaciones a cuestas y diezmado por los casos de Covid.

A 15’ del final, Nadalín sacó un tiro sobre la línea de Junior Arias que tenía perfume de empate. Newell’s buscaba oxígeno como los boxeadores que están grogui, pero no dejaba de meter y morder en cada sector. Siempre con escasa claridad.

Y cuando el partido ya estaba en el tiempo de descuento, Nacho hizo la obra maestra de la noche en el Coloso y anotó un golazo inolvidable. De esos que irán a la galería exquisita del goleador rojinegro.

A Newell’s se le viene el debut en la Copa Sudamericana que será el próximo martes, desde las 19.15, en Brasil cuando enfrente a Atlético Goianiense. En el frente doméstico quedó a seis puntos de la zona de clasificación al top cuatro, con nueve puntos en disputa por lo que la misión no es sencilla. Pero para Newell’s lo más importante es que con Burgos sigue invicto, ganó su segundo partido en fila y recuperó la maestría de Nacho Scocco cuando además el clásico del 2 de mayo está cada vez más cerca.

El Mono extendió su buena racha

Puede ser que Newell’s no brille pero en materia de números el comienzo del ciclo del Mono Burgos es irreprochable. Es que después de los primeros tres empates (Unión, Atlético Tucumán y Huracán, dos de local) que sembraron dudas, llegaron dos triunfos (Lanús y Patronato) y el invicto llegó a 5 partidos. Después de no ganar por 10 fechas, llegaron además dos victorias al hilo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario