club Newell's

Especial elecciones: Situación en la antesala de los comicios del 19 de septiembre

A 21 días de las elecciones en el Club Atlético Newell's Old Boys, todo pareciera encauzarse finalmente hacia que se realice el esperado acto electoral, dos veces suspendido por la pandemia, y muy esperado por todo el ámbito leproso

Domingo 29 de Agosto de 2021

El escenario institucional está dispuesto, las resoluciones tomadas por los socios en la asamblea de enero fueron respetadas ante una nueva suspensión, y todo el proceso continúa como en abril, con tres listas de candidatos habilitadas.

Como era de esperar, cada lista es un mundo en sí misma y nada es como era en el mes de abril, cuando el gobierno provincial suspendió todas las actividades institucionales en los clubes.

Hubo renuncias y solicitudes varias de parte de las agrupaciones. Y lo que por el momento sigue su curso normal y no debiera sufrir alteraciones, mañana podría tener que cambiar el rumbo.

Las tres listas habilitadas tienen bajas.

MIL que encabeza Ignacio Astore con 5 renuncias, el Frente Rojinegro de la fórmula D’Amico-Conde con una renuncia y el Movimiento 1974 de Ariel Moresco que tuvo dos bajas por fallecimiento. Como si esto fuera poco, también está la situación de las otras dos agrupaciones que presentaron avales, pero que al momento de cierre de listas no pudieron cumplimentar el trámite de la presentación de sus respectivas listas.

Por un lado Unidad Leprosa, que en abril no presentó una lista de candidatos y que ante la suspensión solicitó a la comisión electoral la posibilidad de ahora sí hacerlo. La agrupación que tiene como referentes a Guillermo Giordana y David Boselli, recibió el rechazo unánime de la comisión electoral, que consideró que todos los plazos electorales estaban cumplidos desde abril, en consonancia con lo aprobado en la asamblea. Sin embargo elevaron una nota de reclamo a IGPJ todavía sin resolución, pero con casi nulas posibilidades de éxito.

Por otro lado está UNEN, la agrupación encabezada por el ex secretario y mano derecha de Eduardo Bermúdez, Juan José Concina. Si bien presentaron una lista en abril, justamente su candidato a presidente Concina no cuenta con la antigüedad suficiente para ese cargo, por lo cual fue rechazado por la comisión electoral unánimemente. Como consecuencia de esto, desde abril UNEN recurrió a la justicia para pedir la habilitación de su candidato a presidente. Ante la imposibilidad de tener éxito en esto, y en un nuevo insólito capítulo, ahora parecen tener la voluntad de desistir del inconsistente reclamo judicial, e integrarse a la lista de M.I.L que para darles el lugar, hace renunciar a algunos de sus candidatos ya propuestos.

Contradicciones, recursos solicitados fuera de los tiempos estatutarios, que no deberían desestabilizar el normal cumplimiento de los plazos electorales, pero que abren conjeturas y dudas para lo que viene.

Con este panorama, la junta electoral tiene delante una encrucijada que debe resolver. Por ahora se ha definido argumentando sus decisiones con criterio netamente jurídico, que priorizan el respeto al estatuto y a las normas acordadas en asamblea. Pero, a la vez, comienzan a surgir las presiones para que resuelvan con otro criterio, el político, que pone en jaque los acuerdos de parte instalados. Y, como resultado, provocar una nueva instancia en el proceso electoral vigente, con consecuencias institucionales imprevistas.

Repasemos un poco la actualidad de cada una de las listas.

FRENTE ROJINEGRO. La lista del Frente Rojinegro es la única que puede mostrar resultados de gestión pero también es la única que está expuesta a los resultados futbolísticos. La realidad indica que todo lo que se pueda argumentar como positivo de la gestión de los últimos 3 años en ordenamiento económico, en obras y en una aparente calma institucional, quedan minimizadas por lo deportivo.

La performance de la etapa final de Kudelka, a quien se le renovó innecesariamente antes de tiempo, y el fracaso de Burgos, un experimento que costó muy caro, repercutieron mucho en la imagen de la gestión de D’Amico, y mucha gente todavía muestra su enojo, especialmente por las redes. Si bien se los tilda de ser el oficialismo, la lista que lidera Cristian D’Amico tiene solamente a tres integrantes que han sido o son parte de la actual comisión directiva, sobre dieciséis miembros que propone cada agrupación.

El Frente Rojinegro casi no ha sufrido modificaciones, salvo la renuncia de Gabriel Monserrat, que una vez que se suspendieron las elecciones del 25 de abril, dimitió ante la comisión electoral. El resto de la lista se mantiene firme.

La propuesta de la lista de D’Amico sigue en la misma dirección que en abril pasado, más allá de los cambios en la gestión del fútbol profesional, que inevitablemente refieren al paso al costado de Peratta, y al nuevo camino, con Bernardi y Gamboa, que hoy se transita.

Por otra parte, la activa participación del Ingeniero Conde en todas las obras del club mejora la reputación del candidato a presidente D’Amico, quien también se apoya activamente en las agrupaciones 2 de junio, Autoconvocados, socios independientes, donde destaca Javier Macchi (Rector de la Universidad Gran Rosario) y el grupo del Masterplan y que tiene como referente al empresario de salud Alfonso Quaranta, con una historia familiar ligada a Newell’s.

MIL. Con el correr de los días, las listas han tenido situaciones que afrontar, conflictos internos, arrepentimientos, entre otras muchas situaciones. La que se muestra como más afectada en su composición es la del Movimiento Independencia Leprosa, la de Nacho Astore, todavía criticado por haber sido el médico del plantel en la época de Eduardo López. Esta lista es la que tuvo más bajas, lo que la pone en una posición más difícil, de pérdida de confianza que se inicia en la interna y afecta a los seguidores.

Tres de los integrantes del cuerpo de candidatos a integrar la Comisión Directiva, ellos son Javier Rebori, Hernán Cardozo e Iván Vrancich renunciaron a sus postulaciones. Más allá de los argumentos, la consecuencia es evidente porque la reducción de las filas debilita la posición de la Agrupación y sus aspiraciones.

Pero también perdieron apoyo en el segmento que se candidateaba a la Comisión Fiscalizadora. Se bajaron Juan Carlos Cagnoli, que en el 2016 fue candidato a vicepresidente primero en la lista que encabezó Luis Fasciano, que no se mostró conforme con las inconsistentes idas y vueltas de la agrupación y Daniel Ponce, un histórico actor de la política de Newell’s que nunca se encontró muy a gusto en las filas de Astore, aunque siempre con intenciones de participar en la vida del club. Todas estas renuncias fueron presentadas ante la Comisión electoral.

Si esto fuera poco, también se les cayó una de las personas que le daban al proyecto de fútbol una aspiración de relevancia. Ricardo Rocha se involucró con un plan de trabajo en un equipo de Brasil, y agotó las expectativas de los seguidores del MIL que aspiraban a que sea parte del equipo junto a Julio Saldaña. Las bajas no son el único problema con el que convive el MIL. Al debilitamiento de las líneas, Astore suma una falta de apoyo financiero si llegara a ser el nuevo presidente del club. Se dice en el ambiente político de los clubes de fútbol que los nuevos presidentes deben llegar el primer día con una billetera llena y disponible para hacer frente a las obligaciones y compromisos.

Astore no contaría todavía con un aval de peso para hacer frente a este panorama. Posiblemente, esa situación lo llevó a buscar apoyo y entre los pocos posibles que se animan a entrar al fútbol argentino se encuentra uno de los que está o estaba en otro lado. Se trata de Ignacio Boero, otrora candidato a tesorero de Unen. Y, muy posiblemente, la causa del acercamiento de Astore con Concina en una potencial lista que, según el estatuto y los antecedentes de las resoluciones de la Comisión Electoral, no pareciera tener posibilidades de aceptación.

UNEN. El equipo de Concina, es el que juega con la más difícil. Una falta de atención los puso fuera de la carrera desde el inicio, la antigüedad del candidato a presidente, y otra decisión de incomprensible interpretación, la de reclamar ante la justicia ordinaria, los terminó de correr definitivamente de la contienda. Un error que le costó muy caro, porque perdieron credibilidad inmediatamente.

UNEN contaba con dos personas que fueron parte de la actual Comisión Directiva, Juanjo Concina y Ricardo Ansaldi, ambos renunciaron en momentos diferentes, y serían los que supuestamente tenían el conocimiento del club.

Por otra parte, UNEN contaba con un brazo financiero, en la teoría, importante como es el caso del empresario Ignacio Boero, quien aparentaba un compromiso fuerte con el club. Además, el aval de un ex jugador como Abel Balbo, de una importante trayectoria internacional, para dirigir la gerencia del fútbol, tal vez, hasta el momento del rechazo de la lista, quien era el mejor visto por los hinchas.

En lo general, la propuesta liderada por Concina parecía cubrir bastante bien muchos aspectos necesarios para armar una buena lista. Después vinieron las improvisaciones, la necedad, cuando un paso al costado o un paso atrás de su líder hubiera permitido que la agrupación mantenga una idea de futuro, en lugar de lo que hoy se ve como una virtual desaparición.

No obstante, la contradicción sigue siendo parte de algunos integrantes de esta lista. Por un lado, recurrieron a la justicia ordinaria solicitando que se habilite su lista de candidatos, pese a que Concina no cuenta con la antigüedad suficiente. Por otro lado, y paralelamente, algunos de sus integrantes se presentaron ante la Comisión electoral solicitando se les autorice a fusionarse con la lista de Astore. Si llegara a ser autorizada esta nueva lista, y la justicia hiciera lo mismo con el pedido de UNEN, algunos socios serían candidatos en ambas listas. Más que una contradicción, sería otra improvisación de esta agrupación.

MOVIMIENTO 1974. La agrupación que tiene a Ariel Moresco como referente principal, comprende que todos los plazos están cumplidos y cuando la comisión electoral defina el criterio de los reemplazos, solo haría una incorporación en la comisión directiva y otra en la comisión fiscalizadora, para reemplazar a los candidatos que lamentablemente fallecieron en este período.

Ariel Moresco es el único crítico fehaciente de la realidad deportiva, un proceso que no ha dado campeonatos. Pero, destaca y recalca que Ignacio Astore no puede ser Presidente cuando fue una persona muy cercana a Eduardo López en sus catorce años de mandato. Hoy en día, si se analizan los acontecimientos, Ariel Moresco es el único que mantiene sus propuestas intactas.

Exintegrante de comisión directiva durante el primer gobierno de Guillermo Lorente, dice que el club tiene que reconstruir el fútbol profesional, fortaleciendo el trabajo de inferiores para nutrir a la primera. Su proyecto se basa en tres ejes; una Secretaría General del Fútbol, el trabajo colegiado en cada una de las áreas del club y la explotación de la marca Newell’s.

De este análisis resumido del panorama político de Club Atlético Newell’s Old Boys, se desprenden varias conclusiones. La debilidad que provocan en la candidatura de Cristian D’Amico, los magros resultados deportivos, parece no fortalecer la endeble propuesta de los candidatos que lo enfrentan. La presentación ante la Comisión Electoral de reseteo total de las listas, cosa totalmente alejada de una mínima razonabilidad jurídica, por parte de Astore y Concina denota que en ambas propuestas originales hay cierta falta de consistencia de los proyectos de cada uno.

El hecho de que Concina pretenda colarse como candidato a vicepresidente segundo en la presentación de una nueva lista de MIL, y no haya aceptado esa misma posición en la rechazada lista de UNEN que encabezaba como candidato a presidente, desoyendo los argumentos de la Comisión Electoral y recurriendo a la justicia, se contradice en sí misma, y muestra una necesidad de ubicarse en la futura comisión directiva como sea.

Del otro lado, desde la agrupación MIL no dejan pasar la oportunidad de decir que esta comisión directiva fue la peor de la historia del club, y a la vez, promueven una fusión con el que fue secretario del club, representante en AFA, entre otras responsabilidades, durante más de cuatro años ininterrumpidos y que reconoce a Eduardo Bermúdez como su mentor.

Por último, el Movimiento 1974 de Ariel Moresco, mantiene su propuesta coherente pero de escaso vuelo, y ve desde afuera como los demás opositores no pueden concretar una opción superadora.

Es indudable que pese a todo lo dicho en esta nota, Newell’s necesita imperiosamente que las elecciones se desarrollen el 19 de septiembre.

La institucionalidad del club está en juego y no puede ser tomada como un botín de campaña.

Los que están batallando en esta contienda electoral, tienen que entender que deben dejar que el socio elija a sus futuras autoridades, comparando los proyectos que cada lista representa. Terminar con las agresiones personales y enfocarse en mostrar propuestas para el futuro. Dejar a un costado sus mezquindades y poner por delante a la institución que los necesita. Después de todo, son los socios los que van a tener la última palabra.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario