ovacion

Cristaldo fue puro corazón y gol

Jonatan Cristaldo fue la figura leprosa en el triunfo ante Lanús. Tuvo su bautismo en la red con la rojinegra.

Martes 13 de Abril de 2021

Si había un jugador de Newell’s que por sacrificio y esfuerzo merecía agitar las redes ajenas ese era Jonatan Cristaldo. Porque desde que llegó Germán Burgos el exRacing no tuvo inconvenientes en ponerse el overol y jugar en función del equipo, más allá de que lo suyo es ser atacante. Y anoche en la Fortaleza granate volvió a ser uno de los puntos leprosos más altos y se convirtió en la figura rojinegra en el triunfazo 3 a 1 ante Lanús. Incluso tuvo su premio con el primer gol con la casaca leprosa, en lo que fue el empate transitorio que sirvió de puntapié inicial de la remontada.

Cristaldo es un león dentro de la cancha y juega cada pelota con inteligencia, aunque a veces este rodeado de rivales y las opciones de pases claros a los compañeros no abunden.

Pero igual el Churry se las arregla para complicarles la vida a los marcadores y ser siempre una amenaza latente de peligro.

Cuando el primer tiempo estaba en el instante final, Cristaldo fue a buscar el rebote en el travesaño del cabezazo ofensivo de Yonathan Cabral y con el muslo aseguró lo que fue el empate parcial. Allí, Newell’s no la estaba pasando bien y el granate marcaba la diferencia en base a la buena y generosa tenencia de pelota. Pero el Churry dio el presente en el área de Lanús y se dio el gusto de gritar su primer gol con la camiseta leprosa y vaya si la conquista fue importante.

Y en el segundo tiempo Cristaldo siguió con su trabajo a destajo en función del equipo. Aguantó la pelota, fue incisivo, descargó bien y casi siempre fue productivo para el funcionamiento colectivo.

Siguió marcando la diferencia. En una jugada muy fina disputó la pelota abajo con el arquero Morales, que tocó el balón, pero a la vez barrió con todo y chocó con el Churry, que igual exageró la caída. Podría haber sido penal, pero Diego Abal no lo sancionó.

Luego Cristaldo siguió haciendo de las suyas exigiendo en el área granate cuando la pelota derivó a Negri, que lanzó el centro llovido para la trepada por sorpresa de Jerónimo Cacciabue, que en un doble intentó puso a Newell’s 2 a 1 arriba en el marcador.

Luego Cristaldo tal vez cometió una imprudencia que le pudo haber salido mal y costado mucho a Newell’s. Porque se puso cara a cara con Belmonte y se agredieron mutuamente, en una jugada en la que ambos fueron amonestados y caminaron por la cornisa. Luego sí vio la roja el jugador granate.

Y el último gran aporte del Churry fue la gran habilitación a Cacciabue para el tercer grito del equipo del Mono Burgos. Allí no demostró egoísmo y volvió a estar a disposición del grupo. Tal vez esa sea su principal virtud en el Newell’s utilitario y aguerrido del Mono Burgos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario