Newell's

Cabezón y patrón del campo rojinegro

Bernardello no jugó de 5 clásico sino como nexo para dar el toque justo en los intentos ofensivos. Mostró jerarquía.

Lunes 23 de Abril de 2018

La presencia de Hernán Bernardello, sorpresiva por cierto, fue un acierto de Omar De Felippe. Porque más allá de la falta de rodaje por la lesión que lo marginó de los últimos encuentros, el rendimiento fue superlativo. A tal punto que fue uno de los puntos altos de un rojinegro que llegó con intenciones de dar el batacazo o al menos arañar un empate en la Bombonera, pero se fue con las manos vacías y una imagen con rasgos de positivismo.

El Cabezón se plantó no de cinco clásico, sino como una especie de nexo para intentar dar el toque justo en los intentos ofensivos. Por supuesto que también desplegó todo su oficio a la hora de la contención y ahí también sacó un plus sobre el resto de sus compañeros.

La trayectoria y experiencia que acumuló en los años de fútbol le permitieron jugar con tranquilidad sin sufrir lo que genera un estadio o la presión externa. Ni siquiera se notó el parate que tuvo y las dudas que podía generar su presencia en el juego. De hecho, el Cabezón en principio parecía que no iba a ser de la partida y sí el pibe Rivero, pero a último momento De Felippe lo confirmó desde el arranque, lo mismo que Opazo por Leal cuando se pensaba que Alexis Rodríguez parecía nombre puesto.

El ingreso de Bernardello, ya con el diario del lunes, sin dudas que fue un acierto del entrenador porque le dio panorama, se asoció con Víctor Figueroa y en el primer tiempo, sobre todo, fue de suma importancia su manejo y juego. Tanto a la hora de generar como también en el momento de recuperar cuando la pelota estaba en poder de los xeneizes. Con un sacrificio envidiable y que lo ubicó, sin dudas, junto a Fértoli en uno de los destacados del equipo del Parque.

La victoria de Boca se debió a la jerarquía por sobre todas las cosas. Y eso es lo que le faltó a un Newell's con un plantel acotado. En este contexto, Bernardello ingresa en el combo de futbolistas con esa "jerarquía" necesaria para afrontar este tipo de encuentros complicados y de alta repercusión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario