Central

Barbieri: "No nos asusta ir a ganar al Monumental"

Miguel Barbieri habló de lo que siente el grupo en la previa de un partido en el que Central debería pergeñar un plan especial: "Está a la vista que River es de esos equipos que le juegues como le juegues, la mayoría de las veces se termina imponiendo", dijo.

Miércoles 06 de Noviembre de 2019

"No nos asusta ir al Monumental a ganar". Miguel Barbieri se despachó con gusto y sin miramientos sobre lo que se le viene a Central en el torneo. Lo hizo, como era de esperar, amparado en los recaudos lógicos que tiene que tomar un equipo a la hora de enfrentar a River. Pero en la previa las sensaciones son de optimismo. Lo que hace esa frase del defensor canalla es disparar un sinfín de especulaciones sobre qué tipo de partido le conviene hacer al canalla para complicarle la existencia al equipo millonario. Es algo que dependerá pura y exclusivamente de Diego Cocca, de quien se puede esperar que plantee una estrategia más de especulación que impregnada de ambición. Esto tiene que ver en gran medida con la forma en la que se desenvuelve el canalla, pero fundamentalmente por el accionar del DT en partidos de este estilo, en Arroyito como en otros clubes. Los nombres serán casi los mismos, pero siempre habrá tiempo, por la categoría del rival, para algún cambio nominal pero sobre todo de disposición táctica. Cocca accionó más de una vez de esa forma.

No es necesario bucear demasiado en las virtudes y defectos de uno y otro para entender que Central está mucho más cerca de plantear un partido de embrollo que de golpe por golpe. Quizá esa sea la forma con la que más rédito pueda sacar. Amén de una cierta regularidad que haya mantenido en encuentros anteriores, el canalla hasta aquí mostró pocas credenciales. Su mejor versión fue precisamente frente a uno de los denominados grandes (Racing), pero vale la salvedad de que fue en condición de local, además de que este equipo de Coudet también está muy por debajo de lo que suele ofrecer River.

Cuanto más barullo le meta Central al partido, mejor. Y esto no va en contra de las consideraciones sobre las capacidades futbolísticas del equipo de Cocca. Es, a priori, el negocio que más le conviene. "Está a la vista que River es de esos equipos que le juegues como le juegues, la mayoría de las veces se termina imponiendo y te doblega, pero ningún equipo es invencible porque esto es fútbol", razonó Barbieri, quien más allá de apoyarse en el "aire" y el "envión anímico" logrados contra Godoy Cruz expuso una verdadera radiografía sobre lo que significa enfrentar el equipo del Muñeco Gallardo.

En condiciones normales, Central deberá preocuparse para que Nacho Fernández, Palacios y Nicolás De la Cruz manejen la pelota el menor tiempo posible. Y eso podrá lograrlo de dos formas: haciendo tenencia de balón, algo que suena poco probable, o justamente ensuciando el partido, cortándolo cuando sea necesario para quitarle ritmo.

Allí es donde entra a tallar la estrategia, pero también la táctica. Hasta ayer no hubo ningún indicio de lo que puede llegar a poner en cancha Cocca, pero hay antecedentes para pensar en algún retoque en el dibujo. El DT canalla hizo ya algo parecido en la Supercopa Argentina frente a Boca (en mayo pasado), que fue un comportamiento similar a lo que en su momento (en 2017) realizó dirigiendo a Racing, cuando le tocó ir también al Monumental.

El funcionamiento del Boca de Alfaro no es el mismo que el del River de Gallardo, pero Cocca cuando debió enfrentar al xeneize tomó ciertos recaudos. Es cierto, aquella vez eran 90 minutos a todo o nada, en los que había en juego nada menos que un título, pero el recuerdo es incontrastable. Esa vez, en el Malvinas Argentinas de Mendoza, el entrenador auriazul utilizó una línea de cinco defensores. A los nombres habituales de Molina, Caruzzo, Barbieri y Parot se le sumó el de Facundo Almada. El trámite no fue del todo favorable, pero llegó al menos a mantener el cero en su arco.

Para Cocca eso no fue nuevo. Nunca había implementado esa forma de juego en su estadía en Central, pero sí ya había hecho algo similar cuando dirigiendo a Racing fue al Monumental, con Pillud, Vittor, Barbieri, Grimi e Insúa. En aquella ocasión su equipo ganó.

Más allá de los nombres o disposiciones tácticas, lo que parece claro es que Central tendrá una intención más proclive a enredar el juego que a proponer un ida y vuelta constante (un gol tempranero podría alterar cualquier tipo de plan). De lo que no hay dudas es que como dijo Barbieri "no es lo mismo enfrentar a River habiendo empatado siete partidos y perdido dos que venir de una victoria que te sirve para cambiar la cabeza, el humor". Por eso abundó sobre el tema: "Tenemos gente para afrontar este tipo de partidos y por eso no nos da miedo".

Será un partido especial también por el contexto, a una semana de que Cocca se jugara el pellejo. Por eso será el resultado y hasta posiblemente las formas. En cualquier caso, Central sabe que enfrentará al mejor equipo del fútbol argentino y deberá edificar una estructura acorde.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario