Ovación

Arroyito es la primera solución: Newell's necesita una victoria en el clásico

Después de un magro debut, el conjunto rojinegro podrá modificar su estado saliendo airoso en el choque con Rosario Central que se disputará el domingo que viene.

Lunes 08 de Febrero de 2016

Si una de las tres situaciones que tuvo Newell's hubiera tenido destino de red otra sería la historia. Pero no convirtió. Le marcaron y perdió en el debut frente a San Martín, un rival de poco fuste. El análisis entonces, con la derrota consumada, se desvía hacia otro lado. Allí donde los resultados negativos permiten que afloren los defectos y se intensifiquen las dudas. Más aún cuando la imagen que mostró Newell's el sábado, no resultó muy diferente a la que ofreció el año pasado. Y en el medio hubo decisiones y cambios precisamente para lograr un equipo diferente, con otro rendimiento y un estilo renovado. No se lo vio en escena, al menos en esta primera presentación. Ahora todo lo ideado deberá aparecer sin postergaciones en el próximo choque con Central. Es la gran solución al problema inicial. Ahí las excusas no tienen participación.

"Esperábamos otro arranque", reconoció Lucas Bernardi en la conferencia de prensa pos partido. La expectativa era otra, con nuevas esperanzas y el pueblo leproso se aprestaba a observar este Newell's por primera vez, en esta oportunidad por la tele.

Es cierto que en el fútbol un análisis se ajusta generalmente al resultado. A veces todo lo bueno queda olvidado precisamente por el marcador final. También sucede a la inversa, porque hay ocasiones en que un equipo alcanza una victoria sin hacer demasiados méritos. "Cuando no hay un resultado a favor no funciona nada", sostuvo el DT, que resaltó las oportunidades iniciales en tres jugadas consecutivas que fueron desactivadas por Ardente.

El problema no sólo estuvo en el marcador final, que en definitiva en este deporte es lo que vale, sino en la puesta en escena inicial. Con un esquema que no entregó sus frutos de ninguna forma. No logró la solidez defensiva buscada, pregonada y ensayada. Tampoco la elaboración de juego que necesita todo conjunto. Formica es el apuntado para ser uno de los conductores por juego y características, pero en el inicio del torneo fue al banco rompiendo todos los pronósticos. La idea táctica fue lograr un bloqueo defensivo con dos volantes centrales que se repartieran la tarea en el mediocampo. Marcos Cáceres y Denis Rodríguez intentaron juntos dar pelea y adueñarse de la zona de gestación de juego, pero perdieron en el intento.

Todas son cuestiones a corregir y sincronizar en el futuro. Aunque hoy existe cierta premura teniendo en cuenta el rival que se viene. No es uno más. Es su eterno rival y ante el que hoy está latente una deuda a pagar. Ganar el clásico es el desafío de siempre y se sabe que en este momento puede ser el remedio justo para alcanzar tranquilidad.

"Esperábamos otro arranque", reconoció el entrenador. Después de dos meses de inactividad oficial existían otras ilusiones generadas en la renovación de algunos futbolistas. Llegaron otros nombres para intentar devolver al equipo a los primeros planos y esa sigue siendo la misión. El tropiezo del inicio ahora obliga a Newell's a levantarse rápidamente. Arroyito aparece como el escenario justo. De lo contrario, las complicaciones serán mayores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario