Opinión

Cinco perlitas del presupuesto provincial

El proyecto de presupuesto provincial 2018 muestra las grandes cifras del Estado santafesino (cuántos recursos estima recaudar y por qué conceptos, y en qué planea gastarlos), pero también trae, como es habitual, datos de los que se habla menos, pero que son curiosos.

Lunes 11 de Diciembre de 2017

El proyecto de presupuesto provincial 2018 muestra las grandes cifras del Estado santafesino (cuántos recursos estima recaudar y por qué conceptos, y en qué planea gastarlos), pero también trae, como es habitual, datos de los que se habla menos, pero que son curiosos.
La iniciativa, que espera en las próximos días la aprobación del Senado tras la media sanción de Diputados, está compuesta por un mensaje del Ejecutivo de once páginas, un proyecto de ley de 294 páginas y cinco tomos de 1.386 páginas con el detalle de la distribución analítica de recursos y gastos. Allí, entre miles y miles de números, se pueden detectar decenas de "perlitas". Algunas muy importantes y otras no tanto, pero todas llamativas. Aquí van sólo cinco:

1-Al Ministerio de Educación se le asignará en 2018 el 21,1% del gasto total de la administración provincial. Tiene presupuestados 40.478 millones de pesos. De ese monto, sobresalen por su incidencia los subsidios a la enseñanza privada para el pago de haberes a los docentes y personal escolar. Representan el 19,06% del gasto total del área: unos $ 7.718 millones ($4.184 millones para la educación elemental, $2.996 millones para la media y técnica, y $537 millones para la superior).

2-De acuerdo a lo que marca el presupuesto, en 2018 habrá una explosión de obras públicas, siempre y cuando no se subejecute lo programado y se terminen realizando menos de las planificadas, como a menudo suele ocurrir a costillas del aumento de los gastos corrientes. La inversión de capital (construcciones y equipos), con un monto presupuestado de $29.369 millones, alcanza una incidencia del 15,4% sobre el presupuesto total de la provincia, guarismo que se posiciona entre los más altos de los registros históricos. El nivel global previsto en construcciones para el ejercicio 2018 asciende a un monto de $19.847 millones. Entre los principales proyectos que beneficiarán a Rosario se encuentran el nuevo edificio del Aeropuerto Islas Malvinas y el mejoramiento y ampliación de las calles de rodaje de dicha terminal (una inversión de $856.700.000), la repavimentación de la autopista Santa Fe-Rosario (tiene asignada $700 millones, tras la polémica caída de la concesión por incumplimiento de los privados), la repavimentación de bulevar 27 de Febrero ($50 millones), avenida Wilde ($35 millones) y avenida Francia ($19,9 millones). También aparece la restauración del edificio de la Biblioteca Argentina ($70 millones), la construcción del Museo del Deporte ($64 millones), la finalización del Acuario en Rosario ($25 millones, y van...), trabajos en los galpones de la Franja Joven del río ($10 millones) y refacciones en la Escuela Normal Superior N° 2 ($15,5 millones). Además se destacan la nueva guardia del Hospital de Niños Zona Norte ($37 millones), la red de desagües cloacales del barrio Roque Sáenz Peña ($42 millones) y la continuidad de la construcción del Hospital Regional Sur de Rosario ($76.050.000), cuya estructura comenzó a levantarse hace seis años en barrio Las Flores y estará concluido en 2020.

3-A la hora de analizar la distribución geográfica de la totalidad del gasto público provincial para 2018 se visualiza una concentración del gasto en el departamento La Capital en detrimento de los 18 restantes, algo que históricamente se viene registrando, aunque Rosario tuvo una pequeña mejoría en el reparto. La ciudad de Santa Fe percibirá un caudal de recursos muy superior al promedio de todos los distritos, manteniéndose así las asimetrías. El departamento La Capital cuenta con el 16,3% de la población de la provincia, pero se quedará el próximo año con el 24,7% ($47.265 millones) del total del presupuesto provincial. Rosario, que tiene más del doble de habitantes, el 37,5% del total de la provincia, recibirá sólo el 22,8% ($43.651 millones) del gasto público. Incluso más grotesca es la situación del departamento San Lorenzo, que posee el 4,9% de la población provincial, pero percibirá apenas el 2,3% ($4.540 millones) del presupuesto total.

4-El presupuesto 2018 también da cuenta del último vestigio de la privatización del banco del Estado provincial. El Banco de Santa Fe Sapem (sociedad anónima con participación estatal mayoritaria) se creó tras la venta entre 1997 y 1998 del Banco Provincial. En ese momento el banco privatizado se quedó con lo mejor de esta verdadera joya que tenía el Estado santafesino y el resto pasó a ese ente residual. Banco de Santa Fe Sapem tenía como función administrar una serie de propiedades que no pasaron a la nueva entidad y créditos de dudosa cobrabilidad. Según se establece en el presupuesto 2018, esta entidad estatal cuenta con una planta permanente de 18 empleados y tiene asignados para el año próximo gastos por 28.801.000 pesos. Lo llamativo es que el Banco de Santa Fe Sapem continúa en actividad pese a que el 30 de agosto de 2013 la Legislatura sancionó una norma para liquidarlo. Esto implica que la Fiscalía de Estado se tiene que hacer cargo de los procesos judiciales que aún están en manos de esta entidad, que más tarde o más temprano se liquidará.

5-En el presupuesto el Ejecutivo también proyecta un gasto de $17.779.000 para la "atención de protocolo del señor gobernador". Una cifra que es de una verdadera austeridad franciscana si se la compara con la que el Senado provincial tendrá para el mismo rubro. En la página 37 del presupuesto analítico se señala que la Cámara alta dispondrá el próximo año de $38.000.000 para "gastos protocolares". ¿No será mucho?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario