mas

Todo lo que hay que saber sobre alergias alimentarias

El sábado 5 de mayo se realizará una charla gratuita y abierta a la comunidad organizada por la Sociedad de Pediatría. ¿Cómo se llega al diagnóstico? ¿Cómo lidiar con este problema de salud? Recomendaciones fundamentales

Domingo 29 de Abril de 2018

El sábado 5 de mayo se realizará una charla gratuita y abierta a la comunidad organizada por la Sociedad de Pediatría. ¿Cómo se llega al diagnóstico? ¿Cómo lidiar con este problema de salud? Recomendaciones fundamentales

Las alergias alimentarias en los bebés y niños están en aumento. Dentro del primer año de vida la que se presenta con mayor frecuencia es la alergia a la proteína de la leche de vaca. ¿Las causas? Hay más chicos que nacen por cesárea (al no pasar por el canal de parto se pierde el contacto con ciertas bacterias "protectoras"); hay un mayor consumo de leche de fórmulas; se advierte cierta disminución en la cantidad de mujeres que ofrecen lactancia materna y se incorpora demasiado rápido la mamadera (por ansiedad, por falta de tiempo). Si a esto se suma la predisposición familiar (no todos saben que el niño la tiene) los resultados están a la vista: las consultas y los diagnósticos se multiplican en los consultorios.

De todos modos, muchas veces los motivos no logran establecerse.

Las familias que deben lidiar con este problema de salud seguramente la pasaron muy mal cuando la alergia hizo sus primeras apariciones en el bebé o niño, y tienen miedo de que se repita. ¿Cómo manejar lo anímico, tanto para la madre y el padre como para el paciente? ¿Cuáles son las indicaciones que no deben pasarse por alto? ¿La alergia podrá repetirse a lo largo de la vida? ¿Es posible manejar el tema con flexibilidad? ¿Cuáles son las recomendaciones más novedosas? Para responder a estas y muchas otras preguntas, los pediatras María Eugenia Gervasoni y Diego Marmarusso, de la Sociedad de Pediatría de Rosario (SPR), darán una charla abierta a la comunidad el sábado que viene de 9.30 a 11.30 en el auditorio del diario La Capital, Sarmiento 763 (no requiere inscripción previa). La disertación está organizada por el comité de alergia e inmunología y el comité de gastroenterología de la SPR.

Más habló con Marmarusso sobre la frecuencia de las alergias alimentarias infantiles y sus características principales.

EM_DASH¿Hay más chicos con alergias alimentarias?

—Hay un aumento de la incidencia de alergia de presentación digestiva. Esta suele ser una alergia no mediada por IGe (inmunoglobulinas). En el caso de la alergia a la proteína de la leche de vaca es importante tener en cuenta que al año de vida el 50 por ciento de los chicos habrá revertido esta situación y el 80 por ciento antes de los 4 años.

EM_DASH¿Hay factores predisponentes?

—El aumento de los partos por cesárea (el parto vaginal tiene lo que denominamos terapia de la higiene), un mayor uso del biberón (la carga de proteína de la leche de fórmula, comparada con la leche de la mamá es altamente superior); la herencia (hermanos o madre o padre con alergia a la proteína de la leche de vaca).

EM_DASH¿Se puede hacer algo para prevenirla?

—No necesariamente. Sí estar atentos. No voy a empezar con la dieta a la mamá por las dudas, por ejemplo.

EM_DASH¿Cuáles son los síntomas?

—Las deposiciones con unas estrías de sangre, los cólicos intensos (que se diferencian de los cólicos comunes del lactante que llora un par de horas a la tardecita); la aparición de dermatitis (perianal o en otras zonas de la piel); los vómitos intensos. Hay que consultar frente a estas señales. Lo más frecuente es que el pediatra derive al especialista si sospecha de una alergia alimentaria.

EM_DASH¿Puede presentarse desde los primeros días de vida?

—No el primer día, pero en los primeros días de vida es posible.

EM_DASH¿En qué consiste el tratamiento?

— En quitar de la dieta la proteína de la leche de vaca, o el alimento que sea que provoca la alergia. Pasado un tiempo hacemos un enfrentamiento con el alimento en cuestión. Y vemos si mejoran los síntomas. El diagnóstico siempre es clínico en la alergia no mediada por IGe y en general no se neceistan estudios específicos.

EM_DASH¿Se puede confundir la alergia con otras enfermedades?

—Con el reflujo. También es cierto que puede haber algún sobrediagnóstico.

EM_DASHPopularmente se confunde la alergia a la proteína de la leche de vaca con la intolerancia a la lactosa. ¿Es fácil distinguir un problema de otro?

—Lo es para el profesional. Son dos entidades completamente diferentes. La intolerancia a la lactosa es mucho más baja en frecuencia y además suele darse en chicos no tan pequeños.

EM_DASHImagino que habrá preocupación en los padres respecto de cuándo se resuelve el problema...

—Sí. Y cada paciente es distinto. Pero podemos decir que con el tiempo se resuelve en la mayoría de los casos. Cuando las alergias son medidas por IGe (inmunoglobulinas) perduran más. Y allí es necesario interactuar con los alergistas.

EM_DASH¿Puede solucionarse el problema para siempre?

—Claro que sí. Pero la angustia y la preocupación de las madres, y de la familia en general, suele ser grande. Por eso hay que acompañar mucho al entorno familiar del paciente. A veces las madres se sienten responsables —o porque están dando de mamar o porque les han dado el biberón y los chicos comenzaron con alergia alimentaria—. Siempre les digo que no es grave. En los chicos alérgicos al huevo, al maní, por ejemplo, puede tardar más en revertirse o puede haber episodios, incluso siendo más grandes. Es bueno saber que esto no altera ni el crecimiento ni el desarrollo. Hay muchos mitos, y lo que vamos a hacer en la charla es intentar hablar de todo esto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario