mas

"Los anticonceptivos orales pueden usarse sin problemas hasta la menopausia"

Gustavo Botti, presidente de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva, habló con Más sobre los métodos más eficaces en cada etapa de la vida y los mitos que existen sobre las barreras hormonales para evitar un embarazo no buscado

Domingo 28 de Abril de 2019

Ante más de medio centenar de profesionales rosarinos vinculados a la salud femenina, el doctor Gustavo Botti, ginecólogo, presidente de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva, disertó sobre las novedades en anticonceptivos orales con el objetivo de que los médicos refuercen sus conocimientos acerca de las distintas opciones que existen para evitar embarazos no buscados.

Botti enfatizó en la necesidad de que el Estado garantice el libre acceso a los anticonceptivos para todas las mujeres que los necesiten y destacó que en el plan médico obligatorio (PMO) están incluidos: preservativos, pastillas, inyectables, DIU, anticoncepción de emergencia y anticoncepción quirúrgica (ligadura tubaria y vasectomía).

Invitado por PharmaDorf (laboratorio que está recorriendo el país con estas charlas para especialistas), el médico mencionó que en las mujeres no fumadoras los anticonceptivos orales pueden utilizarse hasta la menopausia y que incluso, su indicación trae más beneficios que problemas.

Respecto de la anticoncepción oral en la mujer, destacó que siempre tiene que ir acompañada de métodos de barrera para evitar la transmisión de enfermedades como el VIH, el HPV y la hepatitis B, entre otras.

—¿Cuáles son los anticonceptivos ideales para cada etapa de la vida?

—En la adolescencia los métodos más indicados son aquellos que no dependen de la voluntad de la paciente (para evitar el uso incorrecto de los mismos o el eventual olvido antes de una relación sexual no programada); por eso son preferibles los inyectables mensuales, el implante subdérmico o el dispositivo intrauterino (DIU). Sin embargo, en las adolescentes las píldoras anticonceptivas son un método muy útil para la regularización de los ciclos y la disminución del sangrado y el dolor. Los anticonceptivos orales deben asociarse además con un método de barrera como el preservativo para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual (HIV, HPV, Hepatitis B, etcétera). En la transición a la menopausia las píldoras son buenas para la regularización de los ciclos menstruales y también para minimizar dolores y sangrados, además, desde ya, de su eficacia anticonceptiva para evitar embarazos no deseados. Pueden tomarse sin riesgo hasta la menopausia. Durante la etapa fértil los anticonceptivos orales tienen una excelente eficacia y mejoran trastornos como la poliquistosis ovárica, el hiperandrogenismo (acné e hirsutismo), la endometriosis, el síndrome de tensión premenstrual y el síndrome disfórico premenstrual.

—¿Cuáles son los mitos más extendidos en relación a los efectos negativos de los anticonceptivos orales?

—Mucha gente cree que tomar hormonas aumenta el riesgo de cáncer. Lejos de eso, la realidad es que disminuyen la incidencia del cáncer de endometrio, cáncer colorrectal, cáncer de ovario, y en el cáncer de mama no tienen incidencia o es muy leve. Lo que aumenta los casos de cáncer de cervix es la presencia del virus del papiloma humano (HPV) que no está relacionado a la toma de los anticonceptivos.

—¿Hasta qué edad deben o pueden usarse los anticonceptivos orales?

—En mujeres no fumadoras se pueden usar hasta la menopausia, sin riesgo.

—Tomarlos durante 20 o 25 años ,¿es peligroso?

—No hay incremento en los riesgos por el uso prologado de los anticonceptivos orales. El único riesgo importante, que es el tromboembolismo venoso, se da en los tres primeros meses de uso en aquellas pacientes que tiene alguna predisposición. Por eso la historia clínica, el minucioso chequeo médico, los controles anuales y la guía de un profesional son tan importantes. Es el médico el que debe determinar qué anticonceptivo es mejor para cada paciente, aunque siempre acordando con la mujer el método que va a utilizar.

—¿Qué controles ginecológicos se necesitan si se están tomando anticonceptivos?

—Los habituales, que son el Papanicolau anual desde el comienzo de las relaciones sexuales y la mamografía anual desde los 40 años o 35 años en mujeres con antecedentes familiares (madre o hermana) de cáncer de mama.

—¿Cuáles son las señales de alarma que advierten que un método anticonceptivo no es el apropiado para la paciente?

—El sangrado fuera del período menstrual, el aumento de peso, las cefaleas intensas, dolor mamario intenso, disminución de la libido, mareos, náuseas y vómitos luego de la toma. En ese caso se debe consultar con el médico que las indicó.

—¿Hay mujeres que no pueden usar ningún anticonceptivo oral? ¿Por qué?

—Hoy hay una gran variedad de anticonceptivos orales con diferentes componentes (tanto estrogénicos como progestacionales), diferentes regímenes (21 píldoras activas y 7 placebos, 24 activas y 4 placebos, etcétera) que hacen que el ginecólogo pueda indicar el anticonceptivo oral adecuándolo a las características clínicas de cada paciente (según edad, peso, etapa de la vida)

—¿Qué opinión tiene en relación a las políticas de salud pública en materia de anticoncepción en nuestro medio?

—El Estado debe garantizar el acceso a métodos anticonceptivos. Este derecho está reconocido en la ley 25.673 de salud sexual y procreación responsable. También es un derecho establecido en las leyes 25.673 y 26.130 (de anticoncepción quirúrgica) acceder gratuitamente en hospitales y centros de salud (o a cargo de las obras sociales y prepagas) a un método anticonceptivo de los incluidos en el PMO: preservativos, pastillas, inyectables, DIU, anticoncepción de emergencia y anticoncepción quirúrgica como la ligadura tubaria y la vasectomía.

¿Te gustó la nota?

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});