mas

Buenas expectativas ante nuevas terapias dirigidas

La medicina de precisión, que ofrece un tratamiento específico de acuerdo a las necesidades de cada persona, avanza sin pausa. Hay nuevas drogas en desarrollo para el abordaje del cáncer de fusión.

Domingo 14 de Abril de 2019

Algunos tipos de cáncer se producen debido a una fusión de genes y a las proteínas que estos generan. Cánceres de próstata, mama, pulmón, colon y recto, y del sistema nervioso central pueden producirse por ese particular mecanismo celular. Saber su funcionamiento es clave para generar nuevos tratamientos.

Los adelantos en el conocimiento de los oncogenes abrieron una gran ventana en el campo científico dedicado a encontrar respuestas efectivas para personas con diagnósticos complejos. De ese mundo, en los últimos años, se sabe cada vez más. Y hacia esos nuevos caminos están dirigiendo sus mejores herramientas las principales compañías farmacológicas.

La semana pasada, en Miami, Estados Unidos, Bayer presentó sus adelantos en tratamientos oncológicos personalizados ante periodistas latinoamericanos.

Especialistas en oncología (de distintos países) expusieron el nuevo panorama en investigación. Gilberto Castro Junior, oncólogo del Hospital Sirio Libanés de San Pablo, Brasil; Isabela Werneck Cunha, patóloga quirúrgica, también de Brasil; Svetlana Kobina, de la división Médicos para Oncología de Bayer y Luz Cubillos Garzón, vicepresidenta de Asuntos Médicos para la región latinoamericana, mencionaron los adelantos en oncología de precisión y especialmente en un área muy particular: el cáncer de fusión TRK, para el que ya hay drogas en desarrollo y cuyos ensayos clínicos han mostrado resultados alentadores.

¿De qué se trata? "El cáncer de fusión TRK se da en tumores sólidos. Lo vemos en pacientes con cáncer de pulmón, colon, cerebro, tiroides, páncreas, sarcomas, entre otros. Y aunque es un tipo de cáncer muy poco frecuente está presente en una amplia variedad de tumores, tanto de adultos como de niños", detalló la doctora Kobina.

Se estima que de 2.500 a 3.000 pacientes por año tienen cáncer de fusión en los Estados Unidos. "Lo cierto es que muchos no logran el diagnóstico específico. Estamos trabajando para eso, para que se detecte, para que los oncólogos tengan mayores conocimientos sobre este tipo de cáncer y para que los patólogos tengan las herramientas técnicas y los conocimientos para poder analizar la constitución de los tumores, identificar los genes con falla y de ese modo indicar la terapia específica, que dará, sin dudas, mejores resultados al paciente", agregó Luz Cubillos Garzón, quien reconoció que hay avances en hospitales o centros médicos especializados de las principales ciudades de Latinoamérica pero los recursos son aún insuficientes, empezando por las chances de hacer un diagnóstico molecular del tumor, el primer paso para encontrar el tratamiento correcto.

"Desde la farmacéutica queremos acompañar a los médicos y a las instituciones para que puedan contar con la chance de ofrecer a sus pacientes la terapia adecuada. Tenemos que conseguir encontrar a la persona indicada para la terapia indicada. Eso es medicina de precisión, medicina personalizada. Eso salvará muchas vidas en el mundo en los próximos años o dará la chance de una mejor calidad de vida para quienes tienen que enfrentar un diagnóstico difícil. De hecho, ya hay casos que así lo demuestran", agregó Cubillos Garzón en una charla con Más.

La médica comentó que en Rosario hay laboratorios que están en condiciones de hacer test genéticos de los tumores y valoró el trabajo de los investigadores de Conicet que desarrollan sus tareas en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR) . "Conocemos que hay buenos recursos y confiamos en que crecerán en los próximos años. Apostamos mucho a los científicos argentinos", destacó.

Cubillos Garzón agregó: "Todas las partes involucradas son importantes para que en el futuro cercano estos desarrollos lleguen a todos los que los necesiten. Las obras sociales, las prepagas, los gobiernos, los médicos, los investigadores, la industria y los grupos de pacientes deben conformar un gran equipo para que las pruebas genómicas sean parte de la rutina en oncología".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});