La ciudad

Ya se lograron 26 embarazos por tratamientos públicos de fertilización

Se llevan adelante en la unidad específicamente creada en el Hospital Centenario. Dos de esas gestaciones son de parejas igualitarias.

Lunes 17 de Septiembre de 2018

En la Unidad de Reproducción Humana Médicamente Asistida (Urhma) del Hospital Centenario ya se realizaron 339 tratamientos de fertilización asistida, de los cuales 26 alcanzaron el embarazo, y se produjeron 17 nacimientos. De ellos, 2 correspondieron a parejas igualitarias, que lograron concebir a través de muestras de semen de donante.

Según se destacó, en el Centenario se realiza la cobertura de prestaciones basadas en el diagnóstico y tratamiento de la infertilidad, brindando una amplia y destacada asistencia, determinación y soluciones terapéuticas a las parejas que consultan por estos trastornos.

Según señaló la directora del hospital, Patricia Perfumo, "para abordar esta problemática que impide por distintas razones conseguir el embarazo, se decidió crear en el 2013 la Unidad de Reproducción Humana Médicamente Asistida, en dependencias del hospital del Centenario, con un perfil multidisciplinario constituido por especialistas en medicina reproductiva, ginecólogos, urólogos, bioquímicos, psicólogos y nutricionistas".

"Este sistema actúa bajo una modalidad de atención integrada, a modo de red, materializándose a través de la derivación médica de casos provenientes de las consultas en los centros de salud y hospitales públicos", destacó.

Además, agregó que "el centro de reproducción cuenta con un laboratorio de andrología que le permite ofrecer espermogramas a los pacientes a través de un sistema computarizado de análisis seminal, y tiene también tanques de nitrógeno de crioperseverancia de muestras de semen de pacientes oncológicos, y donantes".

Por su parte, la responsable del Laboratorio de Andrología, Cecilia Paparella, explicó que "la adquisición de estos equipos propició la aparición de nuevos tratamientos a parejas, colaboró con hombres que padecían de azoospermia (ausencia de espermatozoides) y ayudó a inseminar a parejas igualitarias y a pacientes con el fuerte deseo de alcanzar la maternidad o la paternidad monoparental".

"Para abordar esta problemática creamos una unidad en el Centenario con un perfil multidisciplinario"

Tiempos de cambios

Hace unos años, las personas sin cobertura médica (mayormente pacientes del sector público), no accedían a tratamientos de inseminación artificial. Desde hace cinco años, la cartera sanitaria santafesina comenzó a desarrollarse en esta especialidad.

Con la sanción de la ley 26.862 (acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida) y su decreto 956/2013, el Ministerio de Salud comenzó a articular los primeros tratamientos de fertilización asistida de baja y alta complejidad.

Los procedimientos de alta complejidad se refieren a los tratamientos de fertilización in vitro, ICSI (inyección intracistosplasmática de espermatozoides), ovodonación y la criopreservación de gametos, en tanto que la baja complejidad asistencial supone aquellos tratamientos de estimulación ovárica, con coito programado, y además la inseminación intrauterina.


>>> Algunas pautas para tener muy en cuenta

Los especialistas de la Unidad de Reproducción Humana Médicamente Asistida (Urhma)invitan a tener en cuenta las siguientes recomendaciones para obtener un mejor resultado en materia de salud reproductiva:

• Realizar el control ginecológico anual desde la adolescencia, o desde el inicio de la actividad sexual.

• Vacunarse contra el virus del papiloma humano (VPH), por el contagio de enfermedades de trasmisión sexual que afectan la fertilidad. También inmunizarse contra la rubéola las mujeres mayores a 15 años, si no han recibido la vacuna en la infancia.

• Controlar el peso. Promover una alimentación equilibrada y un índice de masa corporal adecuado antes de iniciar la búsqueda del embarazo, para evitar complicaciones obstétricas.

• No fumar y no consumir drogas ilegales o alcohol en exceso.

• Considerar la edad más fértil en las mujeres de los 20 a los 30 años, ya que baja la fertilidad dentro de la tercera década por un acelerado gasto de los óvulos. Al inicio, el declive es lento, pero hacia los 37 o 38 años, cuando se estima que el ovario tiene cerca de 25.000 óvulos, el descenso se acelera. Por su parte, si bien los hombres no pierden abruptamente la capacidad reproductiva, los espermatozoides envejecen a partir de los 40 años y se acrecienta hacia los 60.

• Cuidarse de las endometriosis que afecta a muchas mujeres en el mundo. Está presente en un 30 por ciento de las mujeres con dolor pelviano crónico y casi el 50 por ciento de las que presentan problemas de infertilidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario