La ciudad

Una mujer se cayó en la vereda y el municipio deberá resarcirla

El hecho ocurrió en septiembre de 2011 en San Nicolás al 1800. La víctima, que se fracturó una pierna, percibirá 100 mil pesos más intereses.

Domingo 14 de Julio de 2019

La Municipalidad deberá pagarle 100 mil pesos más intereses a una mujer que, por una baldosa floja de una vereda rota, se dobló y fracturó una pierna. El hecho ocurrió en septiembre de 2011, en San Nicolás al 1800, y el fallo se conoció esta semana tras casi ocho años que de que sucediera el episodio.

La víctima reclamó al municipio y, al no obtener respuestas, decidió interponer una demanda por daños y perjuicios. El hecho sucedió el 14 de septiembre de 2011, alrededor de las 17.30, en San Nicolás 1811: la mujer caminaba por allí, sobre una vereda rota, pisó una baldosa que se levantó, lo que causó que se doblara la pierna y se fracturara.

El reclamo, según indicó a LaCapital el abogado de la víctima, Rodolfo Zanassi, "fue por incapacidad sobreviniente y daño moral, que fueron debidamente probados a través de las pericias correspondientes".

A su vez, dijo que el tribunal interviniente en la causa "hizo lugar a la demanda y condenó a la Municipalidad a pagar la suma de 100 mil pesos, más intereses".

"Ante la negativa terminante de responder por el hecho sufrido, las pruebas aportadas y dos pericias, médicas y psicológicas, fueron fundamentales para el dictado de la resolución y para acreditar el nexo con el hecho causal", detalló Zanassi.

A ello, agregó: "También se tuvo en cuenta el día preciso en que se atendió a la paciente, que coincidía con el día de la caída y su correspondiente historia clínica".

El abogado comentó que "en el proceso, se ha acreditado que en el lugar del hecho existían, al momento del accidente, daños sobre una serie de baldosas flojas. Así, se acreditó el nexo causal entre la cosa riesgosa, es decir las baldosas flojas y el mal estado de la vereda, y el daño producido a la señora".

"El desperfecto que causó el siniestro se encontró en la acera, propiedad del ente municipal. La misma ostenta el dominio sobre aquello, ya que el tribunal consideró que la responsabilidad del accidente debe ser atribuida a la Municipalidad de Rosario", amplió.

Si bien esas fueron las primeras pruebas, el abogado de la víctima aseguró que tuvieron que recurrir a testigos para llegar al final del juicio: "Fueron determinantes porque vieron la caída y socorrieron a la víctima en el mismo momento del hecho".

Consultado sobre la extensión de este tipo de juicios, Zanassi explicó que "demandar a un ente público tiene aristas especiales: previo a todo, se debe formalizar un reclamo administrativo, que muchas veces tiene sus dificultades porque piden que se acompañen pruebas o no hay contestaciones y se duplican los pasos procesales", entre otras cuestiones.

Por último, el abogado alentó a las personas que pasen por una situación similar a realizar las denuncias correspondientes: "Los ciudadanos pueden saber que si se ocasiona un daño por un ente público, se puede reclamar a la Justicia por los problemas ocasionados. De esta manera, no quedan impunes tantos hechos que el ciudadano no sabe que tiene derecho a reclamar y los deja pasar".

El caso es similar al ocurrido el 7 de noviembre de 2010, en Córdoba al 2200, cuando una mujer de 66 años tropezó y se fracturó una de sus muñecas. En esa oportunidad, quienes se debieron hacer cargo fueron la Empresa Provincial de la Energía (EPE) y la Municipalidad, con una suma cercana a los 200 mil pesos, ya que en el lugar del accidente había una alcantarilla perteneciente a la EPE, cuya tapa estaba levantada y, además, la vereda estaba hundida.

Los jueces resolvieron, en noviembre de 2016, que como no pudo determinarse cuál de esos elementos había hecho a caer a la víctima, las dos partes demandadas debían hacerse cargo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario