La ciudad

Una decisión ejemplar casi sin antecedentes

Martes 31 de Octubre de 2017

La decisión de la Municipalidad de disponer la caducidad de los cinco bares concesionados de la Rambla Catalunya no sólo casi no registra antecedentes en Rosario, sino que implica una dura sanción al infractor, que pierde ocho años de una concesión que había renovado en 2010. Tampoco podrá presentarse a las próximas licitaciones de esos mismos bares y deberá hacerse cargo de las multas previstas en el Código de Faltas municipal. El único antecedente de una sanción similar de caducidad de una habilitación municipal ocurrió durante la Intendencia de Hermes Binner, hace unos 20 años, con el bar "Veracruz". En este caso, la resolución adoptada por la intendenta e impulsada por el secretario de Gobierno Gustavo Leone fue bien vista hasta por quienes suelen ser críticos de esta gestión municipal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario