La ciudad

Un crimen impune que sacudió al barrio

El caso que detonó la convocatoria de este viernes en Ludueña fue el crimen de Mario Andrés Barbosa, de 23 años.

Miércoles 14 de Noviembre de 2018

El caso que detonó la convocatoria de este viernes en Ludueña fue el crimen de Mario Andrés Barbosa, de 23 años. Fue atacado a balazos en Humberto Primo y Camilo Aldao, a unas cuadras de su casa en barrio Ludueña, el 16 de agosto pasado.

"Acá mandan los narcos y se la agarran con todo el mundo. Con los que andan en eso y los que no. Mario no tenía nada que ver". Así describieron a LaCapital algunos vecinos el contexto en que fue asesinado Barbosa.

Un caso todavía impune que generó dolor y preocupación en la comunidad educativa de la Escuela 1.027 Luisa Mora de Olguín, donde Barbosa fue alumno y su familia colaboró durante años.

Una de las hipótesis que manejan los investigadores sobre la base de trascendidos en el barrio, es que Mario fue atacado por haber intercedido en una gresca entre un familiar y un pibe del barrio, cerca de las vías que atraviesan Ludueña.

En el caso está involucrado un adolescente de 15 años, que por su edad quedó a cargo de la Dirección de Niñez. La familia de la víctima cree que no actuó sólo.

El hecho golpeó a la comunidad educativa de la escuela donde Mario fue alumno. "El barrio padece muchas dificultades, una de ellas es la gran cantidad de armas en poder de la gente. Algunos las tienen para defenderse, por la inseguridad o distintas problemáticas", indicó la directora de la institución, Claudia De Gottardi.

Y trazó un análisis que se replica en otros barrios vulnerables. "Se advierten límites difusos para poder entender qué pasa. No vemos que se ataque el problema de las armas, de las drogas o la delincuencia. Hoy fue Mario, mañana otro chico, es triste", cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario