La ciudad

Ultimo intento por subsidios para amortiguar la suba del boleto

La Municipalidad hará la semana próxima un último intento por verse beneficiada por una mejor distribución de los subsidios que otorga la Nación y, de ese modo, amortiguar el retraso del costo del transporte urbano de pasajeros de Rosario, que pese a estar siendo absorbido por las empresas (privadas y pública) podría desembocar en un aumento...

Miércoles 11 de Junio de 2008

 

La Municipalidad hará la semana próxima un último intento por verse beneficiada por una mejor distribución de los subsidios que otorga la Nación y, de ese modo, amortiguar el retraso del costo del transporte urbano de pasajeros de Rosario, que pese a estar siendo absorbido por las empresas (privadas y pública) podría desembocar en un aumento del boleto para cubrir una diferencia calculada en 27 centavos.

  Funcionarios del área de Servicios Públicos y del Ente del Transporte de Rosario (ETR) vienen preparándose desde hace varios días para encarar, junto a Córdoba y Mar del Plata, una inminente reunión con autoridades de la Secretaría de Transporte de la Nación, que conduce el cuestionado Ricardo Jaime.

  "Esperemos que nos den bolilla, porque es un planteo conjunto y, según parece, entendieron que tiene lógica. No sabemos si la respuesta de la secretaría acompañará la evolución de los costos, pero aguardamos que por lo menos aumente la proporción en materia de compensación", deslizaron anoche a La Capital desde el Palacio de los Leones.

  Paralelamente, el intendente Miguel Lifschitz reconoció que la suba del boleto (hoy a 1,40 peso) que vienen reclamando los empresarios del sector, todavía continúa en el terreno de las hipótesis.

 

Sinceramiento. "A partir de la aplicación de la nueva escala salarial de los choferes, estamos con un retraso de costos, actualmente absorbido por las empresas, de entre 15 y 20 centavos", dijo el intendente y agregó: "En el caso de las (firmas) públicas, como la Semtur, implica un mayor esfuerzo del municipio".

  Si bien procuró eludir una definición ligada al aumento, admitió a LT8 que su administración está haciendo "el máximo esfuerzo para conseguir alternativas que permitan paliar la situación y, si hay que hacer algún incremento, que no sea tan importante".

  Mientras se especula con la concreción de un aumento que rozaría los 10 centavos, el intendente sentenció: "Esperamos encontrar una respuesta favorable en materia de distribución de los subsidios".

  Como días atrás reflejó este diario, en los últimos años el costo por kilómetro del transporte urbano subió un 166 por ciento, lo que significa que el valor neto por pasajero del boleto es de 1,673 peso, según el informe del ETR que sustentaría el nuevo aumento.

  Sin embargo, el dossier también consideró los subsidios, destacando el notorio contraste en la asistencia que recibe Rosario respecto de Buenos Aires.

  Desde 2001 los subsidios vienen acolchonando los incrementos de costos en el área metropolitana de esa provincia.

  Mientras que en la actualidad el beneficio para los bonaerenses es de 80 centavos por pasaje, en Rosario sólo asciende a 30.

  Es más: en Buenos Aires cada colectivo recibe mensualmente un aporte de 14.000 pesos. Pero Rosario obtiene únicamente 5.000 por coche.

 

En la mira. En ese sentido, el diputado nacional Miguel Barrios (del Partido Socialista-Santa Fe) había pedido en mayo la citación de Jaime por el supuesto reparto desigual de los subsidios al transporte en Buenos Aires y el interior del país.

  Barrios fundamentó su planteo en un informe elaborado por el defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, que advirtió que "mientras la Capital Federal y Buenos Aires recibieron en abril un monto similar al de marzo, las provincias del interior percibieron un 29,45% menos".

  El trabajo de Mondino puso de relieve que Santa Fe "es una de las provincias más afectadas" por la disminución de los fondos otorgados por Transporte "ya que recibió 1,8 millones menos que en marzo, lo que equivale a un 27,27 por ciento".

  Estos ingredientes, más el costo salarial que desde marzo pasado afecta a las empresas y al sistema, alimentan una posibilidad de aumento cada vez más cercana. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario