La Ciudad

Rosario tendrá una mesa plural de turismo receptivo

La conformará el municipio junto a actores del sector. Buscan que la ciudad compita como opción como destino de cercanía

Lunes 25 de Enero de 2021

La Secretaría de Turismo y Deportes, representada por Adrián Ghiglione, recibió a referentes de la Asociación Casco Histórico para debatir ideas y alternativas en busca de que la ciudad se fortalezca como referente regional del turismo receptivo. Para lograr ese objetivo, las partes acordaron en la necesidad de generar un espacio de debate donde confluyan todos aquellos actores interesados en desarrollar la idea. Este espacio, funcionará en el Ente Turístico Rosario (Etur), con modalidad y frecuencia que propondrá el municipio como anfitrión.

Desde Casco Histórico le comentaron al secretario que ya están avanzadas las conversaciones con actores de las ciudades de Santa Fe, San Lorenzo y de la Secretaría de Turismo provincial para generar un corredor turístico regional, en el marco de un proyecto colectivo que pueda materializar las oportunidades de desarrollo local que brinda el turismo receptivo. La idea es competir con otras regiones en esta particular coyuntura económica, donde cada vez más personas prefieren hacer recorridos de cercanía antes que buscar los clásicos conglomerados turísticos para vacacionar o pasar unos días de esparcimiento.

“El potencial turístico de la ciudad, junto a su capacidad de servicios e infraestructura instalada al servicio de la industria sin chimeneas es de primer nivel, solo falta unir los elementos disponibles para lograr plasmarlo en la realidad”, dijo Fabio Acosta, presidente de Casco Histórico. A su entender, estos actores son en primer lugar los gobiernos locales, luego las agencias de turismo de cercanía, hotelería, gastronomía, cámara de guías de turismo, centros comerciales y todo aquel sector interesado. “El compromiso de todos será vital para el éxito del proyecto regional. Solo faltaba que se sume el municipio de Rosario, actor clave para el logro del objetivo, y que la idea comience a tomar forma”, agregó.

En ese sentido, le propusieron al secretario que sean también partícipes permanentes en la mesa los referentes del sector turístico de la ciudad de Santa Fe, San Lorenzo y de Victoria, como así también otros municipios que por cercanía pueden sumar y enriquecer el debate en torno al desarrollo regional turístico pretendido.

“La buena predisposición del municipio para avanzar allanó el camino hacia la unidad de proyectos turísticos locales que hasta el presente no habían logrado confluir”, consideró el titular de la asociación.

Sumar recorridos

Durante el cónclave también se habló de potenciar los circuitos que ya tiene desarrollados la ciudad, vinculados a personalidades rosarinas y a su historia y arquitectura, pero también pensar algunos nuevos: el circuito de las quebradas del Saladillo en zona sur o el turismo de compras mayoristas y minoristas, que el municipio ya tiene en carpeta a desarrollar durante la semana, con paseos y recorridas por la ciudad de los contingentes.

Este proyecto es similar al que impulsaban operadores privados hacia La Salada, feria de Lomas de Zamora, o al barrio porteño de Flores u Once. Ante la imposibilidad de hacer estos recorridos en la provincia de Buenos Aires por las restricciones sanitarias impuestas, lo que se busca es que esos beneficios queden en Rosario.

De maratón

La Asociación Casco Histórico de Rosario propuso a las autoridades turísticas municipales la realización conjunta de la “maratón del casco histórico”, con la idea de que se difunda la cultura rosarina y se sume visitantes a la ciudad, con premios para los concursantes ganadores.

“Faltaba en el calendario de eventos deportivos un circuito callejero que, con punto de llegada y partida en el Monumento a la Bandera, uniría calle Corrientes con avenida Belgrano y avenida Pellegrini”, dijo Fabio Acosta, presidente de la entidad.

De la conversación con la Secretaría de Turismo y Deporte local surgió también una propuesta innovadora: realizar el evento con inicio y final en un punto, pero sin cortes de calles y con premios para todos.

La modalidad del recorrido sería en parejas y a pie por la ciudad, y los participantes tendrían misiones que cumplir mientras realizan el periplo, como sacarse fotos en ciertos lugares emblemáticos del centro de la ciudad, entre otros desafíos.

El paso de los competidores por los sitios elegidos quedaría plasmado con una rúbrica o sello en la planilla que llevarían consigo, la que luego sería presentada ante las autoridades fiscalizadoras del evento al finalizar el recorrido. “La idea es acercar a los turistas de maratones a nuestra historia y cultura para que la difundan en sus lugares de origen y logremos otro canal de distribución de esa información”, señaló Acosta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS