La ciudad

Proponen que menores y mayores ingresen juntos a los boliches

Es para el rango de entre 16 y 21 años. Sin embargo, los que no tengan 18 no podrán consumir alcohol. La alternativa surgió del secretario de Control

Miércoles 04 de Julio de 2018

La Municipalidad propuso ayer una nueva alternativa nocturna: que los boliches permitan la asistencia de menores y mayores de edad simultáneamente, en el rango de entre 16 y 21 años. La idea surgió del secretario de Control y Convivencia, Guillermo Turrin, durante su participación en la comisión de Gobierno del Concejo Municipal. De este modo, coexistirán adolescentes a los que se les permite consumir alcohol y quienes lo tienen prohibido al mismo tiempo y en el mismo lugar.

Turrin acudió al mediodía al encuentro con los ediles para explicar el accionar de la repartición en la movida nocturna rosarina. Luego, en diálogo con LaCapital, el funcionario dio a conocer su propuesta, que obligará al debate: permitir que en los boliches convivan menores de 16 años con mayores de hasta 21. "No digo que sea la única opción. Planteo que también se mantengan los menores de edad, por un lado, y mayores de 18, por el otro. La alternativa deberá darse, en tanto, con la responsabilidad y anuencia de los padres y la debida prohibición a la ingesta de alcohol para los menores de edad ", puntualizó Turrin.

Tal como lo adelantó este diario, un equipo de representantes del Ejecutivo concurrió ayer al Palacio Vasallo para responder consultas e inquietudes en relación a la actuación de Control y Convivencia cada fin de semana.

La presencia de los funcionarios se produjo de cara a la sanción de una nueva ordenanza que regule la noche rosarina, y actualice la 7.210 (de espectáculos públicos) en vigencia desde hace más de 17 años.

"Tratamos diversos ejes, pero el debate giró en torno a la cuestión de los rubros, horarios, medición de ruidos, factor ocupacional, impacto en el entorno, seguridad y protocolos de inspección vigentes", afirmó la concejala María Eugenia Schmuck.

"El problema mayor de la nocturnidad son los chicos y chicas de 17 años que quieren entrar a boliches de mayores. Por eso planteo una segmentación entre los 16 y los 21. A los 16, los ciudadanos están habiltados para votar. Con este criterio, y con la firmeza de mantener la prohibición en el expendio de alcohol, podrían compartir un lugar de esparcimiento con mayores hasta los 21 años", explicó Turrin para detallar: "No podrán tomar bebidas de ese tipo (en las fiestas de graduaciones se colocan pulseras flúo para distinguir mayores y menores de edad) y tampoco podrán ingresar jóvenes que superen los 21 años, todo con el correspondiente control interno".

El tema, polémico por sí mismo, también encontró una salvedad por parte del titular de Control. "No digo en esto que de los 16 a 21 sea la única opción; no obstante esta propuesta tiene que ver con lo que se ve en la calle".

Por su parte, Schmuck agrupó algunos ítems que contarían con un nivel de consenso importante para que los ediles avancen a nivel legislativo. Uno de ellos es la unficación del factor ocupacional para bares, restaurantes, salones y confiterías bailables: 2 personas por metro cuadrado. Además, se habló de mantener los decibeles permitidos para ruidos (80 para el interior del local y 45 para el entorno) y de las quejas de los vecinos al ingreso y egreso de los boliches que causan gritos en la madrugada.

Turrin explicó que en forma consensuada con algunos locales, el personal de seguridad acompaña la evacuación para impedir desmanes. Schmuck le agregó la idea de que se sumen mujeres a los protocolos de actuación para que ayuden a canalizar las denuncias de violencia de género y se impidan abusos.

Lo que ha madurado entre las bancas del Concejo y el propio Ejecutivo es el siguiente concepto: "Hoy el tema no es si se baila o no en un local, sino que tanto en bares, restaurantes o disco tengan la infraestructura, plan de evacuación e insonorización correspondientes". En tanto, el horario de cierre, a las 5.30, también fue un ítem que prospera, al igual que la reducción y la simplificación de rubros.

"Hay consenso respecto de la necesidad de actualizar la ordenanza, simplificar rubros y avanzar hacia una noche más segura que interprete las nuevas formas que asumió en las últimas las décadas. Nos propusimos un objetivo para este año. Es importante escuchar a todos para que la legislación que construyamos no sólo sea expresión de ese consenso en la diversidad, sino que también mejore lo existente en virtud de la experiencia de la ciudad. Por eso la importancia de este encuentro", dijo Schmuck.

Del Ejecutivo también estuvieron Matías Palavecino, subsecretario de Control, el director de Inspecciones, Eduardo Pascucci, y el coordinador del área técnica Juan Duboe, quienes fueron respondiendo las consultas de los concejales.

"El problema mayor de la nocturnidad son los chicos y chicas de 17 años que quieren entrar a boliches de mayores"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario