La ciudad

Proponen prohibir la fotocopia color del nuevo DNI para evitar fraudes

La iniciativa alcanzaría sólo a las copias color y los escaneos de cualquier documentación personal con sanciones a los comercios que lo realicen. Apunta a evitar fraudes, sustituciones o duplicaciones de identidad   

Martes 18 de Marzo de 2014

El presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini, presentó un proyecto que apunta a la prohibición de fotocopias, impresiones y escaneos a color de documentación pública en comercios de la ciudad de Rosario. El edil socialista apunta a evitar “fraudes, sustituciones o duplicaciones de identidad” a partir de estas prácticas.
 
Según explicó Zamarini, cuyo proyecto acompañan, entre otros, sus compañeros de espacio político Martín Rosúa y Aldo Poy, la prohibición regiría para Documento Nacional de Identidad, Pasaporte, actas de nacimiento, matrimonio o defunción, certificados universitarios y cualquier otro documento de carácter público.
 
“La prohibición apuntaría a escaneos o fotocopias color, puesto que, en muchos casos, resultan fidedignas y ya hemos recibido denuncias al respecto. La medida no alcanza a las copias en blanco y negro, ya que, lógicamente, no pueden utilizarse de ningún modo para suplantar o falsificar identidades”, explicó Zamarini.
 
El titular del cuerpo legislativo rosarino comentó que, según averiguaciones realizadas, se han producido graves daños económicos, psicológicos y éticos con falsificaciones de identidad a partir de réplicas realizadas con mucha exactitud. “Por ese motivo, afirmamos que esta iniciativa es una respuesta a solicitudes de muchos ciudadanos y de comerciantes que ya tomaron la decisión de no realizar este tipo de copias”, subrayó.
 
Asimismo, Zamarini consignó que el proyecto prevé que el Municipio, a través de las reparticiones que corresponde, coloque cartelería en lugares visibles de todos los comercios habilitados para fotocopia y/o escaneo a color, con el objetivo de evitar inconvenientes a los clientes y a los propios comerciantes.
 
 
En caso de aprobarse el proyecto, se modificaría el Código de Faltas en su apartado 603, que detalla las infracciones contra la seguridad y el bienestar. “Es un aporte más en pos de la legitimidad del trabajo de los comercios y esencialmente la seguridad de los rosarinos en caso de robo o extravío de documentación sensible”, concluyó.
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario