La Ciudad

Prisión perpetua para el acusado del femicidio de María Celeste Encinas

La víctima tenía 31 años y murió por quemaduras en el 30 por ciento del cuerpo. En abril de 2018 discutió con su pareja, que la roció con un líquido combustible y le prendió fuego.

Martes 29 de Septiembre de 2020

El joven acusado por el femicidio de María Celeste Encinas, una mujer de 31 años que fue prendida fuego y murió con el 30 por ciento del cuerpo quemado en abril de 2018, fue condenado a prisión perpetua tras un juicio oral y publico que concluyó este martes en el Centro de Justicia Penal (CJP).

El veredicto se dio a conocer esta mañana en la sala 8 del CJP y tuvo como condenado a un joven de 27 años que durante siete días estuvo sentado en el banquillo acusados por el delito de homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por mediar violencia de género o femicidio.

Se trata de Rubén Ezequiel Juan, que residía con María Celeste en una vivienda de pasaje 1886 al 4400, en el barrio Triángulo. El 25 de abril de 2018, a las 18, según algunos testimonios y relatos, la pareja discutió porque la mujer hacía rato que quería separarse. Cuando ese día se lo planteó a Juan, el hombre se enfureció.

En ese contexto encerró a la mujer en una habitación. Uno de los hijos de la víctima, de 8 años, escuchó gritos y observó luego a la madre entrar al baño cubierta en llamas. María Celeste intentó sofocarse con agua pero se desmayó.

La secuencia indica que Rubén salió a la calle a pedir ayuda mientras otra hija de 13 años de la mujer y una prima le quitaban la ropa quemada y la subían al auto de un vecino para trasladarla al hospital. Antes de salir Juan les ordenó a las nenas que “limpiaran la casa y no le dijeran nada a nadie”.

>> Leer más: Piden perpetua para un acusado de matar a su pareja prendiéndole fuego

Luego del incidente los hermanos de María Celeste radicaron una denuncia a la comisaría 19º, que dio intervención a la Fiscalía de Homicidios.

El caso quedó en manos de la fiscal Marisol Fabbro, que ordenó la detención del sospechoso y le imputó el ataque. Pero luego de agonizar tres días, María Celeste murió por las gravedad de las heridas que sufrió. Entonces se readecuó la imputación contra el sospechoso.

En el transcurso de la pesquisa se sumaron evidencias que daban cuenta del contexto de violencia que sufrió la víctima, sobre todo testimonios a partir de los cuales se reconstruyó que María Celeste no hablaba ni saludaba cuando estaba con su pareja.

Según una de sus hijas era golpeada por el atacante, que en alguna oportunidad hasta llegó a desmayarla. Durante la requisa a la casa donde ocurrió el hecho la policía encontró una botella con alcohol en el ropero.

Contexto de violencia

La fiscal planteó ese panorama previo y plantó su hipótesis. Dijo que el día del ataque el femicida se le abalanzó a la mujer, le tiró líquido combustible en la parte inferior del rostro y la prendió fuego. Eso le causó heridas en el 30 por ciento de su cuerpo y las complicaciones en las vías respiratorias que derivaron en su muerte.

Por las evidencias incriminantes Fabbro acusó a Juan como autor del femicidio. En esa condición y con un pedido de pena de prisión perpetua llegó al juicio que comenzó la semana pasada y terminó este martes.

El debate estuvo presidido por los jueces del Tribunal integrado por José Luis Suárez, Ismael Manfrín y Alejandro Negroni. Durante las audiencias se pudo escuchar el relato de testigos, familiares de la víctima, médicos, peritos y personal policial que intervino en la investigación.

Tras evaluar las pruebas, finalmente el Tribunal resolvió hoy condenar delito de Rubén Ezequiel Juan a la pena de prisión perpetua como autor del homicidio doblemente calificado por relación de pareja y por media violencia de género, en calidad de autor.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario