La Ciudad

Patrimonio: no se presentaron pedidos de demolición para el bar de Mitre y pasaje Simeoni

Luego del revuelo que generó el cierre del espacio, el municipio aclara que no hay autorización para la realización de una nueva obra. Desde el Concejo piden la protección del inmueble

Lunes 09 de Agosto de 2021

El bar se llamaba Jekyll de día y, por la tarde, cambiaba a Hyde. Ocupaba toda la planta baja de una antigua construcción de Mitre y el pasaje Fabricio Simeoni, la última esquina del centro de la ciudad que escapó a la demarcación de ochavas. Por eso, la semana pasada, la noticia del cierre y la venta del local movilizó a músicos, escritores y amantes del patrimonio de la ciudad. Sin embargo, desde el municipio aclararon que el inmueble no tiene permiso de demolición, ni tampoco se presentó una autorización para la realización de una nueva obra. Desde el Concejo Municipal piden la protección del inmueble.

El bar Jekyll & Hyde bajó sus persianas en forma definitiva el mes pasado, después de que los dueños del inmueble decidieran ponerlo a la venta. El local vacío aventuró rumores sobre la posibilidad de que el local sea reemplazado por un nuevo emprendimiento inmobiliario, levantado por sobre una fibra sensible del patrimonio local.

Sin embargo, desde el municipio aclararon que, al menos hasta el viernes pasado, no se habían otorgado ningún aval para realizar obras en ese inmueble. En los registros de la Dirección de Obras Particulares, explicaron fuentes del Ejecutivo, no figura ningún pedido de permiso de edificación, ni de permiso de demolición para la esquina de Mitre y pasaje Simeoni.

Esas solicitudes, presentadas por los profesionales a cargo del proyecto, son el primer paso para cualquier desarrollo inmobiliario. Y en las oficinas municipales aún no se presentaron.

Sin protección

El inmueble de la esquina de Mitre y pasaje Simeoni tiene detrás una larga historia. La esquina, como varias de las construcciones de la cortada de cien metros que aún conserva su empedrado, fue recuperada en los 80 como pub y bar cultural, epicentro de la movida de artistas y estudiantes después de la dictadura cívico militar.

Sin embargo, casi un siglo antes la construcción había albergado a un almacén típico de los que crecieron alrededor del Mercado Norte (ahora, la plaza del Che) con el que se abastecía a trabajadores y vecinos del puerto de la ciudad. Un gran salón de venta provisto de inmensos sótanos que servían para resguardar mercaderías.

Aún así, el edificio no está incluida dentro del catálogo de inmuebles de propiedad patrimonial del municipio. Es decir, no está sujeto a ningún tipo de protección especial si sus nuevos dueños aspiran a realizar un proyecto inmobiliario.

En el Concejo

En este sentido, el jueves pasado en el Concejo se aprobó un proyecto de la concejala Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular) para que se estudie la posibilidad de incluir el inmueble dentro del catálogo.

La iniciativa responde a la inquietud de los vecinos de la emblemática esquina que hicieron llegar al legislativo local "su reclamo sobre la obra en construcción que estaría próxima a iniciarse en el inmueble donde funcionó históricamente el bar Jekyll&Hyde", destaca el proyecto y remarca "la relevancia cultural, histórica y simbólica para toda la ciudad" que tiene esa esquina.

Gigliani advierte que si bien el inmueble no se encuentra incluido en el inventario de bienes de patrimonio histórico, previo al otorgamiento de los permisos de demolición y edificación, se debería contar con un dictamen de la Comisión Evaluadora de Preservación del Patrimonio Histórico, ya que se trata de una construcción de muchos años de antigüedad.

En este sentido, recuerda, el decreto Nº 998/84, fija este requisito para cualquier construcción con fecha de aprobación de planos anterior al 1º de enero de 1953.

Finalmente, el decreto avalado en la última sesión del Concejo, pide información sobre la situación del inmueble y que se estudie y analice su incorporación al catálogo de edificios protegidos, en un plazo que no exceda los quince días de la aprobación del proyecto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario