Pandemia

Los prestadores privados sugieren una vuelta atrás diferenciada

Sugieren proteger a los grupos de riesgo y suspender las actividades sociales nocturnas y recreativas

Viernes 04 de Septiembre de 2020

En el encuentro por Zoom que mantuvieron con el gobernador Omar Perotti, los referentes de la salud privada de Rosario sugirieron una vuelta atrás diferenciada por grupos para evitar un cuello de botella en las internaciones y disminuir _al menos transitoriamente_ la cantidad de contagios, en el marco de un fuerte ascenso de la curva.

   Las propuestas fueron proteger a las personas de alto riesgo, mayores de 60, con comorbilidades, y embarazadas, poniéndolas en Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Aspo). Lo mismo para los agentes de salud, médicos, enfermeras, kinesiólogos, bioquímicos y servicios generales como limpieza. “Hay que cuidar los recursos humanos, muchos ya están licenciados por riesgo o por enfermedad”, afirmó Roberto Villavicencio, presidente del Grupo Oroño y de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de Rosario.

   En tanto, el médico no consideró necesario “tomar una medida tan restrictiva con la población en general, en especial los jóvenes”, para quienes indicó “un Dispo (Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio) controlado, tratando de que las acciones de socialización nocturnas y al atardecer o los fines de semana, no se realicen”. Esto se debe a que observaron en las hojas epidemiológicas de cada individuo que allí es donde se producen los contagios: reuniones familiares y sociales, particularmente en ambientes cerrados. “Esta gente tiene que cumplir con todas las medidas de prevención, como barbijos, distancia y lavado de manos”, apuntó.

   La visión de Villavicencio es que esto posibilitaría “mantener las actividades productivas y no fatigar con las medidas de aislamiento a toda la sociedad, sino cuidar a las personas en riesgo que pueden necesitar internación, y cuyos casos a veces por más acciones médicas que tomemos no podemos revertir”, lo que ocurre entre el 1 y 1,5 por ciento, un índice que considera “muy bajo”.

   El sistema privado ya tiene ocupadas el 30 por ciento de las 1900 camas críticas de adultos en terapia intensiva, con un 70 por ciento de ocupación de camas global, sumando otras afecciones. El público está en el 85 por ciento. Las razones son un testeo positivo del 50 por ciento en pacientes que van con síntomas al consultorio ambulatorio; que el R0 es 1,5, es decir que cada caso confirmado está contagiando a una persona y media más; y la duplicación de los contagios que se está replicando cada 9 o 10 días.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario