La ciudad

"Lo revolucionario, sólo es posible en lo imposible"

El filósofo Darío Sztajnszrajber se presentó ayer en La Comedia. Hubo lleno total y tuvieron que agregar una pantalla en la cortada Ricardone porque quedaba público afuera

Viernes 23 de Marzo de 2018

Según Darío Sztajnszrajber, la filosofía "no otorga respuestas, ni resuelve problemas". Destaca que es todo lo contrario, "está creada para cuestionar y generar preguntas". Por eso, ante el tremendo éxito de convocatoria en la charla de ayer, en el Teatro La Comedia, donde hubo que agregar una pantalla gigante en la cortada Ricardone para quienes no consiguieron los tickets que se agotaron en cuestión de horas, cabe interrogarse a qué se debe este singular fenómeno de atracción que se repite en congresos, universidades y salas de teatros de todo el país.

La conferencia de ayer en Rosario fue la primera del ciclo "90 veces Che", y se desarrolló bajo el título "La revolución, una deconstrucción", en el marco de los 90 años del nacimiento de Ernesto Che Guevara, una iniciativa de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad, junto con el Centro de Estudios Latinoamericanos Ernesto Che Guevara.

La charla comenzó 12 minutos después de las 19, con lleno total en la sala principal de 780 butacas, y cientos de jóvenes que se acercaron a la pantalla que armó en la cortada. Sztajnszrajber entró con una remera de cuello ancho y camisa abierta, una carpeta debajo del brazo y se sentó en un escritorio de madera, desde donde con su discurso magnético cautivó enseguida a una platea ávida que incluía personas de diferentes perfiles, edades y profesiones.

Allí utilizó su herramienta más poderosa y movilizadora: la pregunta. Y se apoyó en el título de su presentación para analizar filosóficamente el término revolución, desde su postura siempre inteligente, repleta de ocurrencias. Y lanzó al público: "¿Qué es ser revolucionario?, "¿qué es ser revolucionario hoy?", y "¿se puede ser revolucionario como el Che Guevara hoy?".

Desde esa plataforma se extendió, siempre refiriéndose al Che como una influencia espectral, fantasmagórica, siempre inspiradora para él. Además propuso analizar lo revolucionario, de una concepción extemporánea, para sacar todo lo que lo rodea, y centrarse en lo verdaderamente transformador de ese término. En un tramo, el filósofo aseguró que "si el Che viviera hoy, se enojaría mucho por la utilización que se hace del término revolucionario", y despertó las carcajadas y los aplausos de los espectadores.

También utilizó su fanatismo por Estudiantes de La Plata para señalar la figura de Carlos Bilardo y su relación con el concepto revolucionario dentro del fútbol.

Además, recordó la positiva influencia de un preceptor de secundaria, que le preguntó en un recreo "para qué servía un ventilador", que luego de todas las respuestas erradas de los alumnos, dijo: "Sirve para que el dueño de la empresa que fabrica ventiladores gane plata".

Eso me enseñó que siempre "hay que correrse del sentido común, de lo instalado, y mirar las cosas desde otro lado" para generar una acción verdaderamente transformadora.

Quiebre

Así, remarcó que "lo revolucionario tiene que ver con lo radicalmente otro. Lo realmente revolucionario debe representar un quiebre de raíz, y cambiar todo lo que había, sin que quede nada de lo anterior".

Y agregó: "Lo revolucionario empieza en lo imposible, y sólo es posible en lo imposible. Desconstruyendo lo posible, y desnaturalizando el orden establecido, cuestionando lo existente. Por eso, hacer filosofía es un gesto revolucionario".

Y repitió varias veces que en la actualidad, advierte que lo revolucionario reside en la causa feminista.

La concurrencia siguió con atención cada gesto de la exposición. Sztajnszrajber tiene 49 años y es hermano de Mauro Szeta, periodista de policiales de la televisión. Es filósofo, ensayista y profesor. Su perfil le permitió hacer televisión, radio y teatro, con naturalidad, desenfado y solvencia. Sin dudas es un gran comunicador y sabe captar el interés de un público muy heterogéneo que lo sigue en sus presentaciones, que pueden ser de filosofía, política,o música. Condujo "Mentira la verdad", un destacado ciclo en canal Encuentro. Realiza conferencias en reconocidas entidades educativas nacionales y del exterior.

Rockero, fanático de Estudiantes. Pelo largo y atado atrás. Anteojos siempre a mano. Miradas inquisitivas y preguntas dirigidas a poner en jaque los fundamentos de lo establecido. Esa conjunción logra concentrar el foco de atención sobre sus conceptos. Y consigue llenar cada lugar donde se presenta.

la revolución, una deconstrucción. Sztajnszrajber hizo gala de sus dotes de gran comunicador.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario