La ciudad

Las listas de candidatos a concejal piden debatir antes de las generales

Al socialismo, kirchnerismo, macrismo y massismo se les agregarán tres opciones electorales en el abanico de la izquierda. Esta vez, 15 bancas esperan a que las urnas le pongan nombre y apellido.

Lunes 04 de Mayo de 2015

De las 40 listas de precandidatos a concejales que compitieron en las Paso, siete irán en las elecciones generales el próximo 14 de junio. Y si bien para los que superaron el piso electoral tendrán más despejado el panorama de cara a sus votantes, las incógnitas se abren a medida que se analizan las variables. Los candidatos piden debate para exhibir sus propuestas y advierten: “Ahora, es el momento de que las caras en los afiches empiecen a fundamentar sus proyectos”.

Sorteado el filtro de las internas, la maquinaria política vuelve a cobrar impulso. Esta vez, 15 bancas esperan a que las urnas le pongan nombre y apellido.

En el Frente Progresista Cívico y Social sus fuerzas partidarias están en plena ebullición tras las Paso. “La idea es mostrarnos más unidos que nunca, con la intención de tomar propuestas porque ningún candidato nuestro se desmarcó de su identidad frentisa y si bien hubo críticas hay que sumar voluntades. Incluso los debates se dieron en nuestro espacio y se armó una lista competitiva. Es un momento de discutir qué ciudad queremos para corregir y profundizar el rumbo”, señaló el tercero en la lista oficialista Enrique Estévez Boero.

Juventud peronista. El Frente Justicialista para la Victoria lleva una lista sub-40 hasta el séptimo lugar. Con el diputado provincial Eduardo Toniolli a la cabeza, quien bendijo la presión social que se ejerció en el escrutinio provisorio, ponderó que el justicialismo “existe algo muy a favor: su piso ideológico común”. El legislador provincial se diferenció del Frente Progresista “donde hubo internas muy confrontativas y listas que fustigaban la gestión municipal”, para vaticinar: “Será difícil que retengan votos, cuando muchos votaron en contra del oficialismo”. De cara a las generales, Toniolli lanzó una advertencia al señalar que “ha llegado el momento en que las caras de los afiches hablen y digan lo que piensan”.

El PRO se vio favorecido por la tracción de votos que sumó su candidata a intendenta Anita Martínez. “Casi 64 mil votos confirma que la gente elije cambiar y nos vota a nosotros”, lanzó su primer candidato Gabriel Chumpitaz a mostrarse proclive al debate político pero con condiciones.

“A quienes no les fue bien lo piden, nosotros queremos expresar ideas, deberían prohibirse las agresiones, insultos y las chicanas. Faltan 6 semanas y amén de los debates hay que recorrer el territorio”, dijo Chumpitaz.

Desde el massismo, el concejal Osvaldo Miatello, quien va por la reelección en primer lugar de la lista, se mostró aliviado tras “el error grosero que tuvo en vilo el resultado electoral 15 días”. Puso una línea divisoria para hablar de una nueva etapa “para discutir y debatir”, y lanzó sus incógnitas con el comportamiento del electorado que se pronunció en las Paso. “¿El voto opositor de (Miguel) Zamarini irá ahora a (la intendenta Mónica) Fein?; ¿El de (María Eugenia) Schmuck irá a (Horacio) Ghirardi?”, se preguntó con doble intención.

Otras alternativas. En el espectro de la izquierda, despuntó en las Paso el espacio Ciudad Futura, con Juan Monteverde, y el movimiento Giros, junto a militantes del M26. “Vamos a redoblar la apuesta para duplicar votos y que seamos dos concejales para que haya una cuarta fuerza distinta, una alternativa con contenido político e ideológico pero sintetizando ideas en hechos concretos”, dijo Monteverde en relación a los proyectos educativos, productivos y culturales que tienen en marcha en Nuevo Alberdi.

El Frente Social y Popular se pudo subir al piso electoral y está en las generales. Esta fue su primer victoria, pero sus referentes van por más. “El escrutinio adolesció de trasparencia, y las irregularidades no sabemos si fueron por negligencia o intencionalidad. Sobre la campaña que vemos hacia adelante, estamos muy contentos porque implica haber traído un espacio político electoral que debuta pero que expresa muchas luchas sociales, de género, barriales y de derecho a la inclusión de sectores empobrecidos”, repasó el segundo en la lista, Fernando Rey.

El FSP consideró “fundamental” el debate “teniendo en cuenta que el dinero de las campañas fue para instalar nombres y colores, pero muy poco para ir al debate de propuestas. Es imprescindible que la ciudadania vaya a votar sabiendo qué piensa cada uno”.

En el caso del Frente Izquierda de los Trabajadores, con Virginia Grisolía encabezando la lista, también se superó el piso de los 11 mil votos en lo que constituye la tercer opción que habrá en los boxes de votación en la oferta que hará la izquierda.

Mientras los candidatos enfilan la recta final, la encuesta más fidedigna, la que se sabrá el 14 de junio, despejará incógnitas.

Entre ellas, si los votos “bronca” dentro de los frentes conservarán su fidelidad o saltarán la valla hacia otras expresiones partidarias opuestas.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS