La ciudad

Inoperancia, burocracia y desinterés están dejando afuera a estudiantes rosarinos

Inoperancia, burocracia y desinterés por la educación científica están dejando afuera de la Olimpíada Mundial de Física a tres estudiantes rosarinos y uno de Capital Federal.

Lunes 14 de Mayo de 2018

Inoperancia, burocracia y desinterés por la educación científica están dejando afuera de la Olimpíada Mundial de Física a tres estudiantes rosarinos y uno de Capital Federal. Son los jóvenes que llegaron a la instancia internacional de la disciplina. Falta la firma de un convenio que asegura el financiamiento del Estado nacional para poder estudiar y viajar.

El 20 de abril pasado, cuando se disponían a viajar para el entrenamiento previo a este certamen, les notificaron desde la Facultad de Astronomía, Matemática y Física de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) que "se suspendía" la preparación. ¿La razón? El ministerio de Educación de la Nación no había firmado el convenio que garantiza los fondos para entrenar y viajar.

Ignacio Lembo Ferrari, Lucas Díaz, Juan Recoaro y Marcos Olivera son los estudiantes que integran el seleccionado nacional. Ignacio y Lucas son alumnos de primer año de la licenciatura en física de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Juan es estudiante de 5º año del Politécnico, y Marcos estudiante en Capital Federal. Ninguno pierde la esperanza de poder representar al país y participar de este Mundial que se realizará en Lisboa en julio próximo. Llegarán allí jóvenes de todo el mundo a poner a prueba sus conocimientos en ciencias.

Sin respuestas

Insólitamente desde que se suspendió el entrenamiento no hubo más respuesta oficial de la Universidad Nacional de Córdoba, menos de Nación. Solo vagos comentarios de que el trámite sigue en marcha.

Uno de los primeros consultados por este medio fue el rector de la UNR, Héctor Floriani. Desde el inicio se mostró confiado en un feliz desenlace a favor de sus estudiantes. La expectativa de sus buenos deseos creció en los últimos días, en particular luego de los importantes anuncios de inversión que hiciera para la UNR y de su participación en encuentros (como el de la reunión de rectores reformistas del 5 de mayo pasado) donde se fotografió junto al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Hasta el momento nada cambió.

Esta semana apareció otro funcionario en la escena de las consultas sobre qué pasará con los estudiantes olímpicos: el director nacional de Fortalecimiento Educativo Territorial, Ignacio Devitt. El sería quien tiene el convenio dando vueltas en los vericuetos de la cartera educativa nacional.

Por otra parte, La Capital pudo saber que el propio gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se ha mostrado preocupado por los estudiantes locales, y ha intercedido para que se aceleren los tiempos.

Similar iniciativa tuvo el director del Instituto Max Plank, que recién llegado de Alemania fue más concreto y puso a disposición de la Famaf fondos del instituto que dirige en la Argentina. Una de las metas de este organismo es alentar las vocaciones científicas. La respuesta de la facultad cordobesa fue inflexible y exigieron que Nación cumpla con el compromiso pendiente.

A poco más de dos meses para el inicio del Mundial de Física —del 21 al 29 de julio próximo— cuatro pibes argentinos esperan que alguna autoridad educativa se ponga en sintonía con ellos y les demuestre que siempre vale la pena el esfuerzo de estudiar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario