La ciudad

Garavano pidió "un cambio de mentalidad" en el sistema penal juvenil

El ministro de Justicia se refirió al caso de Juan Cruz Ibáñez, el estudiante asesinado por un adolescente de 17 años.

Miércoles 25 de Julio de 2018

El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, participó ayer del encuentro que el presidente Mauricio Macri mantuvo con los padres y hermanos de Juan Cruz Ibáñez, el joven estudiante de Murphy asesinado durante un robo a su departamento en Rosario en junio pasado.
"Es una situación muy triste y dramática, ellos han atravesado una situación de mucho dolor y simplemente con el presidente se le transmitió nuestro acompañamiento en un momento tan difícil", contó Garavano sobre el encuentro de ayer en Casa Rosada.
Embed
En diálogo con Zysman 830 de La Ocho, se refirió también a la causa, en la cual un adolescente de 17 años con diez entradas previas está detenido como autor del crimen. "Hoy a partir de los 16 años para delitos graves como este caso los jóvenes son punibles, están sometidos al proceso penal con las mismas garantías y las obligaciones que las personas mayores", explicó Garavano.
Aclaró que sí hay garantías adicionales "que tienen que ver con una Justicia especializada, como la que funciona en Santa Fe, con lugares de internación diferentes de las cárceles comunes, aunque cuando cumplen los 18 años pueden ser trasladados a un establecimiento carcelario común".


"La Justicia -continuó Garavano- se pone dura y mantiene la persona privada de libertad cuando ha cometido un hecho muy grave como el que nos ocupa, pero fallan en todas las instancias anteriores, porque cuando estos jóvenes cometen delitos de menor envergadura, que es cuando el Estado debiera actuar para tratar que las personas no sigan cometiendo delitos, el Estado a veces por minimizar la situación o un prejuicio ideológico no actúa. Y esto genera situaciones como esta, que llega a un homicidio".
Ante este panorama, el ministro de Justicia pidió "un cambio de mentalidad en los actores del sistema penal juvenil del país, que frente a cualquier delito no deja de ser una señal de alarma que plantea el joven frente a la sociedad, y ahí es donde hay que tomar intervención temprana para evitar que la situación vaya evolucionando o involucionando en un sentido cada vez más gravoso".
"Más que duros, los jueces tienen que aplicar la ley frente a delitos menores, porque esa es la forma de evitar que esos jóvenes cada vez vayan cometiendo delitos mayores. No sólo es un tema de los jueces, sino de la provincia y municipio de trabajar sobre programas sociales que permitan al joven que comete delitos darle una alternativa distinta al delito", agregó.


Crimen. El joven estudiante, de 23 años y nacido en el pueblo santafesino de Murphy, fue asesinado a puñaladas durante un robo a su departamento de Rosario: por el hecho fue detenido el pasado 4 de julio un adolescente de 17 años.
Desde 2013 Ibáñez vivía en la ciudad de Rosario, donde por las mañanas trabajaba en una empresa que desarrolla apps de realidad aumentada y por las tardes, junto a sus compañeros de universidad, tenía un emprendimiento de diseño de apps y websites comerciales. En 2016 fue distinguido en un concurso internacional organizado por la Nasa de Estados Unidos por el desarrollo de un proyecto que creó junto a un grupo de amigos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario