La ciudad

Está grave un albañil que cayó en una obra ya clausurada dos veces

Trabajaba en Alvear 1154, donde el Dante Alighieri amplía un jardín. Su estado es desesperante a raíz de un fuerte traumatismo de cráneo. A diez cuadras hubo otro accidente, pero el obrero se salvó de milagro. Embestida del Ministerio de Trabajo.

Martes 02 de Septiembre de 2008

Un albañil de 40 años se accidentó gravemente mientras trabajaba en una obra que había sido clausurada dos veces. El hecho ocurrió ayer, a las 10.45, en Alvear al 1100, donde el Colegio Dante Alighieri amplía su jardín de infantes. Al cierre de esta edición, el obrero seguía internado en estado desesperante a raíz de un fuerte traumatismo de cráneo. Como si fuera poco, diez minutos después otro albañil, de 55 años, pisó en falso una plataforma y cayó del piso quinto al cuarto, en un edificio que se construye en el macrocentro. Lo salvó la bandeja de protección y sólo sufrió cortes y traumatismos.

¿Se puede pensar en una casualidad o es una cadena de causalidades la que explica los accidentes y muertes en la construcción? La provincia tuvo once víctimas fatales en lo que va de 2008, cinco de ellas registradas en Rosario. Una epidemia que el Estado no puede contener, más allá de las inspecciones y del efecto mani pulite en la Secretaría de Trabajo, y que persiste al margen de las normas y amparada en la reducción de costos laborales.

"Sin elementos". A media mañana de ayer, Miguel Sequeira realizaba trabajos de carpintería en el primer piso de una obra en Alvear 1154. Se trata de una ampliación del Jardín de Infantes Asociación Cultural Dante Alighieri, bajo la dirección de Armando Torio. Pero ni el profesional ni los demás responsables estuvieron allí para impedir el accidente.

Según la viceministra de Trabajo santafesina, Alicia Ciciliani, Sequeira estaba solo y "sin los elementos de seguridad". Tímidamente, algunos testigos dijeron que el operario se habría caído de una precaria escalera para acceder al primer piso. "Había unos tacos de madera en el piso y, desgraciadamente, golpeó la cabeza allí", explicó la funcionaria.

El albañil fue trasladado de urgencia al Sanatorio Laprida con un fuerte politraumatismo de cráneo y escoriaciones. Anoche seguía internado con asistencia respiratoria y pronóstico reservado.

"Cuando llegué no había ningún encargado. Sólo pude averiguar que el responsable de la obra es Pablo Ariel Ramos, pero acá no hay nadie, ni un capataz ni un ingeniero", dijo el titular de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Julio Palma, el lugar del hecho. El gremialista venía de reunirse con miembros de la CGT, la Asociación Empresarios de la Vivienda (AEV), la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) y el Ministerio de Trabajo para disminuir los riesgos en las obras.

Responsabilidad. Ciciliani confirmó que la obra de Alvear 1154 había sido inspeccionada tres veces y que ya cargaba con dos clausuras previas por riesgo de derrumbe.

En algunas obras, los vericuetos entre empresa, contratista y subcontratista parecen laberintos insondables. "Queremos revisar la cadena de responsabilidades. Cuando se subcontrata hay que verificar la solvencia y la escuela es solidariamente responsable de lo que ocurrió en calle Alvear", consideró Ciciliani.

Luego dejó al descubierto un dato alarmante: el profesional de higiene y seguridad de la subcontratista tenía otras 14 obras para recorrer.

Con más suerte. Fernando Robledo, albañil de la contratista Mustadich-Jauk, estaba en la plataforma de madera del quinto piso de la obra de San Juan 2885 cuando, al pisar un fenólico, se desbarrancó por el hueco hasta el nivel inferior. Afortunadamente el obrero fue contenido por la bandeja de protección.

Robledo vivió para contarlo frente a las cámaras de televisión. Y narró que tenía los elementos de seguridad, pero no los usó. La imprudencia le costó una herida cortante en la cabeza, traumatismos cervicales y escoriaciones en la oreja. La obra será inspeccionada pero en principio no llegaría a ser suspendida.

Con el peso de la ley. Frente a lo reiterado de los accidentes, Ciciliani lanzó públicamente una propuesta a legisladores nacionales y a la Justicia para penalizar criminalmente a los empresarios que no cumplan las normas laborales.

"Parece que las sanciones económicas no les interesan y prefieren abaratar los costos, incluso con sus obreros accidentados", consideró la funcionaria, para luego agregar: "La responsabilidad en este tema es de los empresarios y de las entidades de profesionales, que también se tienen que hacer cargo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario