La ciudad

El dato clave para recuperar la obra de Murillo había llegado al museo Estévez

El proceso que dio con el hallazgo demoró más de un mes y varias acciones judiciales entre Rosario y Uruguay, donde estaba la pintura.

Sábado 03 de Noviembre de 2018

El hallazgo del óleo "Santa Catalina" fue el punto cúlmine de una investigación que comenzó con un dato recibido en el propio Museo Estévez, de donde la obra de Murillo había sido robada hace 35 años. El proceso llevó más de un mes, mucha reserva de la información y varias diligencias judiciales entre Rosario y Uruguay, país en el que la pieza fue finalmente encontrada. Así lo contó a LaCapital la subsecretaria Legal y Técnica, Carmen Donadío, quien fue la encargada de llevar adelante los trámites administrativos y adelantó que "aún hay mucho por hacer".

La funcionaria recalcó "la alegría de que todo haya llegado a un buen resultado", ya que no fue la primera vez que recibieron noticias de la pintura, y aclaró que ahora la Justicia deberá seguir trabajando para determinar cuál fue el recorrido de la obra en estas más de tres décadas y establecer las responsabilidades.

Analía García, la directora del Museo de Arte Decorativo Firma y Odilo Estévez, fue quien recibió el dato de una posible ubicación. "Una persona en Uruguay se comunicó diciendo saber dónde estaba el cuadro", contó la funcionaria del área de ausuntos legales a este diario, y recordó que a partir de esa información se hizo una presentación formal desde la Municipalidad y comenzaron las tramitaciones en el Departamento de Protección del Patrimonio Cultural de Interpol.

"A partir de ese dato y esa presentación, Interpol comienza los procedimientos y la investigación; lo manejaron ellos exclusivamente siguiendo la pista que les habíamos dado y nos pidieron mucha reserva, justamente porque, además, la información apuntaba a que la obra se estaba por vender y había que seguir la pista sin perderla", detalló Donadío, quien admitió que este tipo de tramitaciones y presentaciones "requieren del aprendizaje de cosas nuevas" en materia de derecho por la especificidad de la temática.

Lo cierto es que la pista surgida desde el museo fue la que llevó a los efectivos de Interpol, conjuntamente con la policía de Narcóticos de Uruguay, a encontrar en el kilómetro 35,100 de la ruta interbalnearia, en la zona conocida como Costa de Oro, el lienzo "Santa Catalina". El operativo también dio con armas y drogas, y fueron cinco las personas detenidas.

Recupero

La constatación de que se trata de la pieza original pintada por el sevillano Esteban Bartolomé Murillo en el siglo XVII es el próximo paso que llevarán adelante las autoridades del Ejecutivo Municipal. Para eso, representantes de la ciudad viajarán a Montevideo la semana próxima, donde peritos especializados serán los responsables de determinar si la pintura encontrada es la misma que los ladrones sustrajeron del museo en noviembre de 1983.

"Vamos a viajar con el marco original que tenía la pieza, eso permitirá determinar si la tela encontrada coincide con los restos que quedaron adheridos al marco donde estaba exhibida en el museo", detalló la subsecretaria Legal y Técnica.

Además, Donadío indicó que el reconocimiento será clave para continuar con las tramitaciones necesarias para el recupero de la obra, gestiones que adelantó "son complejas porque interviene no sólo la Justicia uruguaya, sino además Cancillería por tratarse de otra jurisdicción".

La representante legal explicó además que "las órdenes tienen que salir del juzgado de Rosario, donde se inició la investigación", pero aclaró que "se hace a través de rogatorias al magistrado en Uruguay".

También, a través de ese circuito, según explicó, el Ejecutivo Municipal "tiene que manifestar su intención de seguir avanzando con la investigación", lo que significa trabajar para determinar cuál fue el circuito de la obra una vez que salió del museo, ver dónde estuvo, quiénes la tuvieron y las responsabilidades.

El cuadro de Murillo no fue la única pieza robada el 2 de noviembre de 1983 cuando tres personas armadas ingresaron a las salas del museo. Junto con la pintura también sustrajeron "Retrato de un joven", de El Greco; "El profeta Jonás saliendo de la ballena", de José de Ribera; "Retrato de Felipe II", atribuida a Alonso Sánchez Coello, y "Doña María Teresa Ruiz Apodaca de Sesma", de Francisco José de Goya.

Del botín, valuado en 13 millones de dólares, ya se habían recuperado dos obras, y el hallazgo de esta tercera entusiasma a las autoridades de la ciudad.

"Nos pusimos muy contentos de que finalmente todo lo hecho terminó bien", dijo sin ocultar su alegría la funcionaria municipal y reconoció el "entusiasmo" que eso generó. "Nos da esperanzas de poder encontrar las obras que aún están perdidas —sostuvo—, ojalá podamos dar con ellas también".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});