La ciudad

El calor empuja a los rosarinos al río y Prefectura intensifica los controles

A tono con lo que fueron los festejos de fin de año en la ciudad, donde no se registraron mayores inconvenientes, la gente que se acercó a la zona del río y las islas también pasó un fin de semana largo sin mayores sobresaltos.

Jueves 03 de Enero de 2019

A tono con lo que fueron los festejos de fin de año en la ciudad, donde no se registraron mayores inconvenientes, la gente que se acercó a la zona del río y las islas también pasó un fin de semana largo sin mayores sobresaltos.


Así lo destacaron desde la delegación local de Prefectura al informar que en función de los festejos y las reuniones familiares no fue tanta gente a navegar por el Paraná y que los operativos de control que realiza esa fuerza fueron normales sin saldo para destacar.

"Realizamos los controles normales y como siempre tuvimos muy buena predisposición de los navegantes cuando se les requiere información o papeles", destacó el jefe de Prefectura Rosario, Walter Rosende.

Con el río en altura óptima para salir con embarcaciones y también para disfrutar de las playas no hubo incidentes de ningún tipo los últimos días. Según la medición de ayer, a la altura del puerto de Rosario el Paraná estaba en 4.3 metros, igual que el día anterior.

Esta medición está por encima de la altura media de enero, que es del 3,29 metros según el último reporte del Instituto Nacional del Agua (INA), cuyo pronóstico para la semana próxima dice que el río estará en 4,02 metros con leve tendencia a la baja.

Como hace de forma habitual, Prefectura dispuso para el arranque de la temporada veraniega de los medios que tiene a disposición, que son el buque guardacostas y otras embarcaciones de menor porte que utiliza para los controles a lanchas y otra embarcaciones.

Cuidados

Según relató Rosende, la infracción más frecuente entre la gente que maneja algún tipo de embarcación con motor es la falta de alguno de los elementos de seguridad, seguida por la falta de las habilitaciones náutico-deportivas correspondientes.

Luego viene el alcohol al volante, una infracción de la cual los navegantes "se cuidan mucho", ya que —según el prefecto— "saben que hay controles".

"Si uno bebe el otro conduce, es como el auto, la diferencia es que el conductor náutico-deportivo tiene en claro que los riesgos en el agua son distintos y que es más riesgoso que conducir en la tierra".

Para optimizar las salidas al río, el prefecto recomendó mantener la concentración y prestarle atención a todo lo relativo a la seguridad: para eso hay que conocer el lugar al que se acude, informarse sobre las condiciones hidrometeorológicas del día del paseo para determinar si se puede salir o no y tener en buen estado y al día elementos como chalecos y bengalas.

"Si salen de una guardería o club siempre hay que registrar la salida y el lugar al que se va, tener los elementos de seguridad aprestos y en condiciones y tener conocimiento del lugar y del clima" resaltó el funcionario.

Respecto a los bañistas que se quedan de este lado de la costa, la indicación es simple: obedecer siempre las directivas de los bañeros y respetar las lineas de seguridad dentro del agua.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});