La ciudad

Desde hoy, el boleto del colectivo en Rosario cuesta 30 pesos

Se implementó el tercer incremento en lo que va del año y ya acumula una suba del 30 por ciento en 8 meses. La autoridades municipales adelantaron que a partir del 29 de septiembre el valor trepará a 32,50 pesos.

Sábado 31 de Agosto de 2019

El boleto del transporte urbano de pasajeros aumentó por tercera vez en lo que va de 2019 y acumuló una suba de casi el 30 por ciento en ocho meses. A partir de hoy, la tarifa básica es de 30 pesos, y desde el 29 de septiembre trepará a 32,50 pesos, es decir un 40 por ciento.

La resolución de ayer se basa en el decreto firmado el 28 de junio pasado cuando la intendenta Mónica Fein, en uso de facultades conferidas por el Concejo Municipal, decidió la suba anterior.

El estudio de costos de aquel momento arrojó un valor "técnico" de la tarifa de 36,11 y, de acuerdo a la normativa, la jefa municipal podía subir el boleto hasta 32,50 pesos, algo que comenzará a regir a partir de finales de septiembre.

En tanto, ya en 2018, la administración municipal recompuso los valores del sistema de colectivos en un ciento por ciento.

Luego, el 1º de enero de este año, el viaje de tarifa básica se fue a 23,17, después, en julio, a 27,50, y desde hoy a 30 pesos.

Por otro lado, la tarjeta laboral de hasta 40 viajes pasará a salir 25,84, mientras que la recarga de 80 viajes tiene nominal de 24,39 pesos. El medio boleto estudiantil y universitario quedaron en 15 pesos.

A la hora de justificar la recomposición, la secretaria de Transporte y Movilidad, Mónica Alvarado, puso sobre la mesa los incrementos en los insumos inherentes al servicio en un escenario donde el dólar (nomenclador de los respuestos y material rodante) se fue de 45,68 a 61 pesos. En abril, el biodiesel costaba 29 pesos el litro, en la actualidad subió a 39,60 pesos (37 por ciento). Las cubiertas, en el mismo período, treparon de 16.300 cada neumático a 23 mil pesos (41 por ciento). Las unidades cero kilómetro pasaron de 7,9 millones de pesos a 10,5 millones (33 por ciento).

A ello hay que agregarle la pauta salarial que establecía un aumento del 15 por ciento para los choferes de colectivos desde el lunes. Este ítem pudo ser destrabado ayer, tras un acuerdo entre el gremio UTA y las empresas. En este marco, los conductores cobrarán su salario a partir de la semana que viene, pero el incremento recién se girará a partir del 20 de septiembre próximo.

En octubre, si el Ejecutivo toma la decisión de volver a recomponer el boleto, deberá afirmarse sobre un nuevo estudio de costos que tendría que publicarse en septiembre por parte del Ente de la Movilidad.

El estudio de costos de junio (que se conocerá la semana que viene) ya arroja un valor en torno a los 37 pesos. Luego se verán los costos al 30 de agosto, que se divulgarán hacia el mes que viene. "Estamos haciendo un esfuerzo grande con el Fondo Compensador (se pagará el 75 por ciento la semana que viene), apostando al boleto por hora para tener mayor conectividad con el mismo valor tarifario", apuntó la funcionaria.

Desdoblada y caída

En la jornada de ayer, en conferencia de prensa, Alvarado explicó la decisión de partir en dos la suba de 32,50 pesos. "Para que el impacto en los usuarios sea menor, lo hacemos con 30 días de diferencia", justificó la referente al recordar que la resolución de junio establecía un valor de tarifa de 32,50 pesos.

"Pero se buscó un monto inferior y se suspendió en su momento hasta analizar las variables. No obstante, en estos días, el escenario de la devaluación y el impacto en los insumos sumados al retiro de subsidios nacionales, la quita del gasoil a precio diferencial y ahora a la suba del biodiesel hacen un escenario complejo. Todos los componentes del sistema de transporte no son definidos por el municipio. Son variables que hacen imposible una tarifa a 27,50 pesos", ahondó Alvarado.

Otro factor a corto plazo son los cambios en las políticas nacionales y provinciales, ya que los aportes de ambos sectores del Estado rigen hasta el 10 de diciembre.

En relación a la difícil situación que atraviesa el sistema local, Alvarado reconoció explícitamente que se ha registrado una caida en la cantidad de usuarios de los colectivos a lo largo de 2019. "Lo venimos notando y la venimos monitoreando. Son muchas variables, pero incide mucho la merma de la actividad económica por la crisis. Esta baja en promedio es del 10 por ciento, comparando enero-agosto contra igual período del año pasado", puntualizó.

Otro punto sensible que permite "flexibilizar" el sistema son las frecuencias. Sobre este tema, Alvarado indicó que "no se están acomodando las frecuencias, se hizo una fuerte apuesta con el nuevo sistema, el 90 por ciento de coches tiene aire acondicionado y movilidad reducida. Damos mayor confort; nos hubiese gustado sumar más colectivos nuevos pero es imposible hoy", admitió.

La antigüedad promedio de los 800 ómnibus que hay en Rosario es de 4 años. Del total, el 92 por ciento tiene refrigeración y el ciento por ciento puede ser impulsada por biediesel.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS