La ciudad

Cerca de 80 ciclistas se accidentan por mes en las calles de Rosario

De acuerdo a datos oficiales, la mayoría sufre el siniestro luego de las 18 y durante los días de semana. La cifra se mantiene estable.

Domingo 22 de Abril de 2018

Cerca de 80 ciclistas se accidentan por mes en Rosario, a razón de unos 3 por día. La mayoría sufre el siniestro luego de las 18, con un notable descenso los fines de semana. Si bien representan un pequeño porcentaje en el total de accidentes que se desencadenan a diario en la ciudad, los especialistas en emergentología del municipio aseguran que se mantiene estable desde hace años, entre otros aspectos, por las políticas de movilidad que establecieron bicisendas en varias arterias clave.

Los datos a los que accedió La Capital son los últimos procesados oficialmente por el municipio y pertenecen al primer semestre de 2017. No obstante, médicos del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) y funcionarios del área de Tránsito coinciden en señalar que los mismos se han mantenido estables.

Los registros fueron procesados por la Dirección General de Estadísticas aglutinando los datos que suministran fuentes como el Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies); los hospitales Heca, Carrasco, Roque Sáenz Peña, Vilela y Alberdi, la policía y los Centros Territoriales de Denuncias.

Así, se determinó que en el primer semestre de 2017 se produjeron en las calles de Rosario 9.179 accidentes con lesionados y 538 de los mismos (el 5,86 por ciento) fueron protagonizados por ciclistas.

A la hora de analizar los días y franja horaria en la que los ciclistas terminaron lesionados, los datos refuerzan la hipótesis de que la mayoría de los accidentes se produjo cuando los mismos se desplazaban hacia sus trabajos o lugares de estudio.

En efecto, la franja horaria en que más accidentes de ciclistas se producen es la que va de 18 a la medianoche, seguida de cerca por el mediodía y las primeras horas de la tarde (ver infografía).

Según analizó el director general de Servicios de Salud (el órgano que nuclea a todos los hospitales municipales), Juan Becerra, "el porcentaje de ciclistas lesionados que se observa en los efectores se ha mantenido estable en los últimos años".

El profesional, que tiene una vasta trayectoria en el área de emergentología y que tuvo a su cargo el Sies, explicó que "la Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de usuarios vulnerables de la vía pública y coloca en el primer lugar de ese sitio a los peatones y ciclistas, a quienes siguen en segundo lugar los motociclistas. Estos usuarios generalmente engrosan las estadísticas de lesionados graves y fallecidos, pero en Rosario no se da esa realidad", aseguró.

En tal sentido, detalló que en esta ciudad "bajó la gravedad de las heridas de ciclistas en accidentes en vía pública. Muchos se resuelven en el lugar y no requieren el traslado a un efector", detalló. No obstante, puntualizó que "lógicamente influye el tipo de siniestro".

Así, explicó que en los accidentes de ciclistas hay dos factores que determinan el siniestro: el humano y el medio ambiente. "En Rosario el segundo factor debemos descartarlo, por lo que el factor humano es clave para generar el accidente". Es decir, o el ciclista realizó una mala maniobra o el que no respetó alguna norma fue quien lo embistió.

bici1.jpg

En debate

Este último aspecto abre el debate en relación a cómo se comportan los ciclistas en las calles de Rosario. El director de Tránsito del municipio, Gustavo Adda, no duda en señalar que "en líneas generales, es cumplidor. Si bien es como el peatón, que se toma más libertades porque no está identificado, ya que no tiene patente, suele utilizar las bicisendas y cumplir las normas", destacó.

No obstante, a la hora de puntualizar las faltas más reiteradas que producen los ciclistas, la circulación sobre la mano izquierda en arterias sin ciclovías y el cruce de semáforos en rojo, encabezan la lista.

El funcionario deja además una perlita. "El ciclista más incumplidor es el que va por Oroño, por el centro del cantero", indicó. Un dato no menor si se tiene en cuenta el amplio debate que se generó en los últimos días luego de distintos proyectos que buscan llevar soluciones a la complejidad del tránsito en el bulevar, entre Pellegrini y el río (ver aparte).

Adda reafirma el descenso de accidentes de ciclistas en las distintas políticas de movilidad que se han aplicado desde hace más de una década. "Cuando en el 2000 hablábamos del Plan Integral de Movilidad, la principal estrategia a la que apuntábamos era la disgregación del tránsito. Cuando implementamos los carriles exclusivos para colectivos, bajamos la siniestralidad y lo mismo sucede con las ciclovías", remarcó.

En ese orden, dijo que generalmente "el rosarino suele recriminarle a quien comete una falta en la vía pública, y además, cuando ve a los inspectores, no trasgrede".

Así las cosas, los ciclistas ganan las calles de la ciudad, que en años ha modificado su infraestructura para que uno de los actores más débiles del tránsito, se sienta protegido.

Trasgresiones y polémicas sobre bulevar Oroño

El director de Tránsito del municipio, Gustavo Adda, aseguró que "uno de los sectores donde los ciclistas más trasgreden las normas es en bulevar Oroño. Allí a diario los vecinos nos presentan sus quejas porque las bicicletas van por el cantero central", indicó.

En tal sentido, subrayó que en ese bulevar "algo habrá que hacer" para solucionar los problemas de movilidad, pero evitó pronunciar una opinión en relación a los proyectos en danza en el Concejo.

Cabe recordar que uno, impulsado por el concejal justicialista Osvaldo Miatello, propicia la prohibición del estacionamiento de vehículos en el tramo de Oroño que va desde Pellegrini al río, y construir bicisendas sobre la calle a ambos lados del cantero central.

Por su parte, el concejal oficialista Pablo Javkin busca plasmar el sueño de que Rosario se parezca a Barcelona y propuso unir todo el cantero central de Oroño, de manera que sea un gran paseo peatonal donde la gente se sienta más segura. Imitando, tal vez, la rambla que disfrutan los catalanes. En este proyecto, la ciclovía también iría por la calle, a ambos márgenes del cantero.

"Creo que lo que sucede en Oroño merece una discusión seria y un debate en el que todos los sectores estén representados", admitió Adda y remarcó que el bulevar es el sitio donde más quejas reciben de los rosarinos por el accionar de ciclistas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario