Información Gral

Volvió a llover en Córdoba y siguen sin hallar a una joven desaparecida

Los ríos y arroyos crecieron nuevamente en las Sierras Chicas, lo que obligó a suspender la búsqueda de Mariana Di Marco. Alrededor de 1.500 viviendas resultaron destruidas.  

Miércoles 18 de Febrero de 2015

Intensas lluvias volvieron a caer ayer a la tarde en la zona de las Sierras Chicas, en Córdoba, afectada desde el pasado domingo por un fuerte temporal, lo que complicó el retorno de los evacuados a sus domicilios por el peligro de nuevos desbordes de ríos y arroyos. La situación obligó también a suspender la búsqueda de la joven Mariana Di Marco, desaparecida tras la crecida del río La Pampa.

Las lluvias comenzaron a afectar la zona a partir de las 17, fundamentalmente en Ascochinga —donde buscan a la chica de 21 años—, Agua de Oro, Cerro Azul, Salsipuedes y Villa Allende. En algunos sectores de Mendiolaza y Unquillo los vecinos reportaron caída de granizo.

Con menor intensidad, también llovió en localidades del Valle de Traslasierra y en el Valle de Punilla.

La situación también alteró el programa de los numerosos turistas que visitaron la provincia de Córdoba el fin de semana largo, dado que las rutas pudieron sufrir algún tipo de corte, especialmente las situadas en el valle de traslasierra, que recorren caminos de montaña o la llamada ruta de las altas cumbres".

El director de Defensa Civil de Córdoba, Diego Concha, confirmó que debieron interrumpir la búsqueda de Mariana Di Marco por una nueva crecida del río La Pampa, el cauce que con su crecida la arrastró mientras acampaba con un grupo scout.

La búsqueda se centralizaba en la zona de Ascochinga, en un puente que une con Jesús María, en la cadena serrana de las sierras chicas del departamento Colón.

"Estamos en contacto permanente con los padres de esta chica y para hoy habíamos armado un operativo especial de búsqueda, con 85 bomberos, perros de búsqueda y con el respaldo aéreo. Las condiciones climáticas nos impiden seguir por ahora con la tarea", manifestó el funcionario a los medios locales.

El titular de Defensa Civil dijo que se logró acceder a casi la totalidad de los poblados y parajes afectados por la violenta tormenta del domingo y lunes, pero que "seguramente quedan algunos de difícil acceso que estamos chequeando con los integrantes del comité de crisis provincial".

La lluvia de ayer a la tarde afectó a las localidades que ya habían resultado alcanzadas por el fuerte temporal que cobró la vida de siete personas y causó daños en unas 1.500 viviendas.

En el valle de Punilla, las poblaciones de Cosquín, Bialet Nassé, Huerta Grande, Santa María de Punilla y los alrededores de Villa Carlos Paz, también registraban precipitaciones.

En la zona de Traslasierra, más precisamente en las localidades de Mina Clavero, Cura Brochero, Nono y Villa Dolores el panorama era similar, según confirmaron desde la policía provincial, aunque en estos lugares la lluvia caía con menor intensidad, lo mismo que en la capital de Córdoba y el valle de Calamuchita.

El comité de crisis provincial se mantenía reunido entrada la noche en el aeropuerto de la ciudad de Córdoba para rediseñar la logística operativa ante estas nuevas precipitaciones.

En tanto, el servicio meteorológico nacional (SMN) emitió un alerta por probables tormentas intensas para el centro y sur de Córdoba, con probabilidad de abundantes precipitaciones y aseguró que este panorama recién podría revertirse para hoy.

Aún quedan unos 300 evacuados en las localidades serranas y los servicios de electricidad y agua potable se restablecían paulatinamente en Río Ceballos, Mendiolaza, Unquillo, Salsipuedes y Villa Allende.

Del total de 12 puentes dañados, cuatro permanecían intransitables por los serios daños, en tanto que aún quedan varias rutas inaccesibles por roturas e inundadas en el interior de la provincia.

El temporal que cayó entre el domingo y el lunes en la zona de Sierras Chicas afectó en forma directa a unas diez localidades en donde cayeron 320 milímetros en 12 horas.

El gobierno nacional dispuso en forma inmediata una ayuda humanitaria hacia la provincia que se materializa a través de los Ministerios de Defensa, Desarrollo Social, Seguridad y Planificación Federal, al tiempo que numerosas entidades sociales organizan colectas de ayuda para los afectados.

Río Primero. Cinco familias debieron ser evacuadas esta tarde en Santa Rosa de Río Primero, ciudad ubicada a 100 kilómetros al noreste de la capital cordobesa, debido a la crecida del río del mismo nombre, según informaron autoridades municipales.

"La situación se tornó delicada en las últimas horas. Pese a las medidas de prevención que hemos tomado, hay una suerte de desagüe, en la zona sur de nuestra ciudad, que anegó algunas viviendas y tuvimos que evacuar a cinco familias. No obstante, la situación está controlada", aseguró a la prensa el intendente de Santa Rosa de Río Primero, José Rodríguez Moyano.

Culpan a De la Sota

Ayer se alzaron las voces de algunos expertos que culparon al gobernador José Manuel de la Sota por los daños ocasionados por el temporal del domingo.

El catedrático Raúl Montenegro, biólogo docente de la Universidad Nacional de Córdoba, dijo que “los desmontes” facilitados por las gestiones de De la Sota y su antecesor Juan Schiaretti hicieron que quede “menos del cinco por ciento de la superficie original de bosque nativo” en dicha provincia.

“Más de 300 milímetros caídos en 12 horas sobre las Sierras Chicas depredadas, loteadas por inmobiliarias y sin poblaciones preparadas provocaron la tragedia”, señaló.

“Córdoba es la provincia con peor gestión ambiental de Argentina. Solo entre 2004 y 2010 se desmontaron 269.000 hectáreas”, afirmó el experto.

“Córdoba es ahora una fábrica de crecientes rápidas y dramas previsibles. Lo que pasó en Sierras Chicas y Villa Allende anticipa tragedias mayores. Urge detener el desmonte”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS