Información Gral

Sin pistas sobre el avión desaparecido, ganan terreno las teorías conspirativas

Al no encontrarse ningún rastro del avión que oficialmente fue dado como estrellado en el Océano Índico, se refuerza la hipótesis de atentado contra cuatro dueños de una patente tecnológica.

Miércoles 02 de Abril de 2014

La información oficial indica que el avión Boeing 777, vuelo MH370 de Malaysia Airlines, se estrelló en el Océano Índico, pero aún no halló ningún objeto ni siquiera mínimo que acredite esa versión. Por eso una vez más toman fuerza las hipótesis que indican que podría haber sido un atentado. La más fuerte, la que apunta a la desaparición de cuatro propietarios de una millonaria patente tecnológica. 

Los equipos de rescate del vuelo MH370 miran concentrados al mar, ven a menudo restos flotando: un objeto naranja, una boya, un cosa cuadrada azul, un artilugio oxidado, algún cabo. Hasta la fecha, nada de todo eso ha podido ser identificado como parte del desaparecido avión de Malaysia Airlines. 

Todo lo que la tripulación de los barcos implicados en el operativo ha rescatado del mar es simple y llanamente basura. Y todos estos restos, que llegan a conformar islas flotantes de redes de pesca, plásticos y maderas, no solo entorpecen la búsqueda del avión, sino que suponen un enorme peligro para el mundo animal. 

Por eso crecen las versiones de atentados, secuestros, misiles perdidos que podrían haber terminado con el vuelo malayo.

1. Secuestro. Una de ellas indica que alguno de los países por los que sobrevoló la aeronave habría optado por derribarlo ante el temor de que fuera un elemento terrorista por la falta de comunicación con la torre de control.

Las versiones son alimentadas ante los malos manjeos de la información del gobierno malayo, que el lunes cambió el relato sobre las comunicaciones oficiales. Las últimas  palabras desde la cabina del avión fueron "Buenas noches, Malaysian tres siete cero", y antes decían que habían sido: "Bueno, buenas  noches".           
 
Para los funcionarios locales "no existen indicios de nada anormal en la transcripción". Así lo expresó el ministro de Transportes de Malasia,  Hishammuddin Hussein. No explicó los cambios en el informe de las comunicaciones.
 
El vuelo con destino a Pekin nunca llegó y el gobierno chino descree de su par malayo e insiste con las investigaciones paralelas. La mayor parte de 239 personas a bordo de la aeronave y supuestas víctimas, eran chinos. Las sospechas sobre si habría sido derribado cobran vigor.
 
2. Atentado. La desaparición de cuatro de los cinco socios de una patente tecnológica que viajaban en el vuelo MH370 de la compañía Malaysia Airlines convirtió al famoso multimillonario inglés Jacob Rothschild en el único propietario de la importante patente, ya que él es el único que no estaba en el vuelo.
 
Esta situación puso la lupa en la fatalidad que justo eliminó a cuatro de los cinco empresarios chinios. 
 
Sucedió que cuatro días después de que el vuelo MH370 desapareciera,la patente de semiconductores fue aprobada por la oficina de patentes de EE.UU.
 
La patente, en este caso, se divide en partes de un 20% entre cinco titulares. Uno de los titulares es la propia empresa, Freescale Semiconductor, de Austin, Texas (EE.UU.), y los otros cuatro, empleados chinos de la compañía: Peidong Wang, Zhijun Chen, Zhijong Cheng y Li Ying, todos ellos de la ciudad de Suzhou.
 
Si el titular de la patente muere, los demás titulares compartirán equitativamente los dividendos de la persona fallecida, siempre y cuando no se dispute en su testamento.
 
Si cuatro de los cinco titulares de la patente mueren, entonces el titular de la patente que queda con vida consigue el 100% de la patente. Ese titular de la patente restante es la empresa Freescale Semiconductor.
 
Freescale Semiconductor pertenece a Jacob Rothschild, el multimillonario británico es el propietario de la empresa Blackstone, la cual a su vez posee la compañía Freescale.
 
3. Misil.  Se multiplican especulaciones acerca de que el avión explotó en el aire al ser alcanzado por misiles, como cuando un avión de pasajeros iraní recibió un disparo efectuado desde un buque de guerra de EE.UU. en 1988. Además, varias teorías conjeturan sobre la existencia de un nuevo tipo de misil chino que puede destruir un objeto sin dejar rastro.
 
“El problema de esta teoría es que no existe ningún misil tierra-aire o aire-aire capaz de hacerlo”, señala el portal Natural News.
 
“Todos los misiles que se conocen dejan grandes vestigios al alcanzar su objetivo. Tanto el misil como los restos serían registrados por los radares, lo que sería advertido en los barcos militares y por las autoridades del control de tráfico aéreo”.
 
 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario