Información Gral

Sextorsión, la nueva modalidad de chantaje a cambio de sexo o dinero

Los cibercriminales utilizan una aplicación móvil para Android, engañan a sus víctimas y luego las amenazan exigiendo dinero o tener relaciones con el estafador.

Viernes 27 de Marzo de 2015

Una de las empresas líder mundial en software de seguridad, Trend Micro Incorporated (TYO: 4704; TSE: 4704), presentó un informe en donde comunica el descubrimiento de una nueva técnica de extorsión, la cual emplea una aplicación móvil para Android para robar información confidencial de la víctima que luego será utilizada para chantajearlo.

La denominada "sextorsión" es una técnica utilizada por los cibercriminales para forzar a sus víctimas a realizar actos sexuales o a pagar grandes sumas de dinero a cambio de que el cibercriminal no publique imágenes comprometedoras, videos explícitos o chats con contenido sexual donde ha participado la víctima.

Estos contenidos son sustraídos utilizando varias aplicaciones de chat -sácope es la principal- , merced a sus bondades de grabación de chat, audio y video integrado.

En los casos anteriores de "sextorsión" identificados por la empresa desde 2008, el motivo principal de este cibercrimen era de naturaleza sexual, o sea extorsionar a la víctima con el contenido obtenido ilícitamente a cambio de realizar actividades sexuales con el cibercriminal.

Pero a partir de 2012, los delincuentes entendieron que este sistema de chantaje podría redituarles grandes sumas de dinero.

Así, en abril del 2014, la Interpol desmanteló una organización de 58 criminales dedicada a la "sextorsión" en Filipinas. El modus operandi de esta organización consistía en que 4 o 5 integrantes de la banda creaban perfiles de Facebook utilizando fotos de mujeres muy atractivas para hacer que los hombres tuvieran una conversación por chat con ellas. El siguiente paso era llevar la conversación a una plataforma con video, como Skype.

Juan Pablo Castro, Director de Innovación Tecnológica de Trend Micro México, señaló que "Lo que las víctimas no saben es que la conversación está siendo grabada sin su autorización y los videos grabados serán luego utilizados para chantajearlas, forzándolas a realizar un pago de 1,000 dólares a cambio de no publicar los videos que podrían dañar su reputación y si las víctimas se rehusan a pagar, los cibercriminales amenazan con publicar dicho contenido en YouTube".

En esta investigación, Trend Micro ha detectado un nuevo modus operandi (ver esquema adjunto) el cual introduce el uso de una aplicación móvil por los cibercriminales.

"Al simular problemas de audio durante el videochat, el cibercriminal induce a la víctima a descargar una aplicación móvil para solucionar el problema de audio, lo cual es solo un engaño para robarle los contactos de su teléfono", afirmó Castro.

Este tipo de incidentes son muy difíciles de investigar debido a que las víctimas, probablemente nunca admitirán haber sido parte de los videos y prefieren pagar a los cibercriminales antes de admitir los hechos que posiblemente dejen al descubierto conductas comprometedoras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS