Información Gral

Padres mataron a su hijo por intentar abandonar una iglesia en Nueva York

El joven murió debido a los golpes de sus padres, su hermana y miembros de la congregación. Su madre dijo que el grupo se turnó para azotarlo con cables y cintos y sostenerlo.

Domingo 18 de Octubre de 2015

Una pareja de padres azotaron hasta la muerte a su hijo de 19 años en una iglesia en las afueras de Nueva York, durante una sesión de terapia espiritual nocturna provocada por el deseo del muchacho de dejar la iglesia.

El decano de la iglesia, Daniel Irwin, dijo que vio por una ventana de una puerta el calvario de más de 12 horas ocurrido en la Iglesia Cristiana de la Palabra de Vida, y vio a Lucas Leonard sangrando y en aparente agonía.

"Lucas daba vueltas en el piso y gemía de manera monótona", comentó Irwin.

En cuestión de horas, el joven murió debido a los golpes de sus padres, su hermana y miembros de la congregación. Su madre dijo que el grupo se turnó para azotarlo con cables y cintos y sostenerlo, según explicó el investigador de la policía estatal, Jason Nellis.

El testimonio ocurrió en una audiencia judicial para los padres, Bruce y Deborah Leonard, por cargos de homicidio. Durante la conclusión de la audiencia, un juez dijo que había evidencia suficiente para presentar cargos.

Los arrestos en New Hartford, una población del norte del estado con cerca de 22.000 habitantes, ha colocado los reflectores sobre Verbo de Vida, una iglesia regimentada e insular que operaba en lo que solía ser una escuela de ladrillos, y que también servía como hogar comunitario para varios miembros de la congregación.

El jefe de policía, Michael Inserra, dijo fuera del juzgado que los miembros dijeron a las autoridades que Lucas Leonard, y su hermano Christopher de 17 años, fueron golpeados el domingo por la noche en lo que comenzó como una terapia espiritual por el deseo de Lucas de dejar la iglesia.

Un vecino, James Constantine, también dijo que Lucas había hablado de seguir con su vida y mencionó que tal vez se uniría al ejército.

Christopher fue hospitalizado en condición grave, pero su salud mejoraba.

Otros cuatro miembros de la congregación, incluyendo la hermana de la víctima, Sarah Ferguson, de 33 años de edad, han sido acusados de ataque. Sus audiencias se realizarán más adelante. Los seis acusados se han declarado inocentes.

La madre y el padre de Lucas Leonard se sentaron en silencio y cabizbajos a lo largo del proceso, él con los ojos cerrados casi todo el tiempo, y ella con su largo cabello gris ocultándole el rostro.

El abogado de Bruce Leonard dijo que la fiscalía no ha probado las intenciones de la pareja de infligir daño grave a su hijo. El representante legal de Deborah Leonard dijo que su madre se sintió impotente para detener la ``intervención'', y que no esperaba que fuera tan severa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS