Información Gral

Ostende: una joven pareja mata y arroja a su hijito en un baldío

La policía los detuvo ayer luego de que un vecino alertara por el cadáver. El niño, de sólo dos años, falleció a causa de una asfixia o una paliza.  

Martes 20 de Octubre de 2015

El cuerpo desmembrado de un nene de unos dos años fue hallado ayer en un descampado de la localidad bonaerense de Ostende, cercana a Pinamar, y por el hecho la policía detuvo horas más tarde a los padres del menor.

El hallazgo se produjo durante la mañana en un baldío de dos manzanas ubicado en el cruce de Dante y Gaona, cercano a la ruta 11 y a unas 25 cuadras del mar que baña la costa de esa localidad turística.

Por la tarde, la policía detuvo a la madre, identificada como Claudia Ayala, de 22 años, mientras que un par de horas después hizo lo propio con el padre del menor, de nombre Leonardo Aguilera y de unos 30 años.

Ambos están sospechados de haber asesinado al niño, de nombre Benjamín, en un macabro hecho que ayer sacudió a los habitantes de Ostende.

Una de las primeras versiones que circuló en torno al suceso fue que todo habría ocurrido mientras viajaban en un auto, a partir de que le taparon la boca al menor para que dejara de llorar y terminó asfixiado.

De ser así, se trataría de un nuevo caso de salvaje (y mortal) maltrato por parte de padres que no soportan que sus hijos les lloren.

Sin embargo, más tarde trascendió que la mujer al declarar ante el fiscal habría dicho que el padre del chico es alcohólico, que le propinó una paliza a su hijo y que en definitiva fue él el único culpable de la muerte.

Aparentemente, la pareja se habría asustado al ver a su hijo muerto y por eso arrojó el cuerpo al descampado.

El fiscal a cargo de la investigación, Juan Pablo Calderón, calificó al hecho de "homicidio" y sin dar mayores detalles indicó que "la investigación se encuentra en pleno desarrollo".

Según trascendió, un hombre que caminaba por el lugar fue quien encontró el cuerpo del niño tirado en el baldío y dio inmediato alerta a la Policía.

El cuerpo del niño, que estaba prácticamente desmembrado, presentaba lesiones en el rostro, además de cortes profundos en la garganta y brazos, según informaron las fuentes policiales.

Se especulaba con que los cortes en la garganta y brazos podrían ser producto del accionar de animales de la zona.

Varios días. Las fuentes, en un primer momento, habían informado que el niño había sido degollado pero poco tiempo corrigieron la versión. "No. Eso no es así, sino que se trata de partes de carne que faltan en la zona del cuello por ataque de roedores o animales". El cuerpo del niño habría estado más de dos días tirado en el descampado.

En las próximas horas, el cuerpo del nene iba a ser trasladado a la ciudad de La Plata para realizarle una autopsia y así determinar las causas de su fallecimiento.

En un primer momento, se desconoció la identidad del nene y los investigadores intentaron identificarlo, ya que no existían denuncias por desaparición de un menor en las comisarías de Pinamar, Villa Gesell y General Madariaga.

Fueron los mismos vecinos de Ostende quienes ayudaron a la Policía a dar con los padres del menor.

Los dos jóvenes, padres de la víctima, prestaron ayer declaración testimonial. La madre cargó toda la responsabilidad de lo acaecido sobre su pareja. Según los investigadores, permanecerán demorados en calidad de "aprehendidos" mientras se resuelva la situación procesal de la pareja.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS