INFORMACIÓN GENERAL

Maradona, "La noche del 10" y el mejor Diego en la mirada de un productor rosarino

"Diego estaba impecable en el programa", contó Emilio Dei Cas, uno de los productores del ciclo. "Siempre se ponía del lado del laburante", agregó.

Jueves 03 de Diciembre de 2020

"«La noche del 10» fue el último gran show que hubo en Argentina. Sabíamos que iba a ser un hito y nos habían dicho que íbamos a quedar en la historia por ser Maradona. Para mí Diego tuvo dos picos grandes: uno en el Mundial 86 y el otro en este programa, a pesar de que venía de lo que le pasó en Punta del Este. Estaba impecable", relató con emoción y lleno de loas uno de los tantos productores que tuvo ese envío, Emilio "Tucho" Dei Cas.

Tucho es rosarino, hincha de Newell's y uno de los que tuvo el enorme privilegio de participar de un programa que marcó un hito en la televisión argentina, por "el nivel de despliegue y que vinieron una gran cantidad de figuras, además de la imponente escenografía. Fue el más lindo y más fácil para hacer".

"Maradona trabajaba sin cucaracha (aparato colocado en el oído por el que se comunica con el director del programa). Sólo quería carteles y tenía un manejo de cámaras terrible, porque no le era nada ajeno. Fue natural lo que hizo, actuaba y hacía todo. En las entrevistas preguntaba lo que estaba marcado y también lo que se le ocurría", recordó Tucho en una entrevista con el programa "El día en 30", que se emite por Somos Rosario.

¿Cómo fue el encuentro con Pelé? "Fue hermoso porque tenía una rivalidad grande con Diego. Iban a eventos de Fifa y hasta que no le decían que Pelé se había bajado del avión él no lo hacía en esa disputa por ser más grande. Pelé puso como condición para estar en el programa que no había que hacer nada con la pelota. Maradona le hizo firmar una camiseta para las hijas y le preguntó: «¿Hacemos unas cabecitas?», algo que no estaba pautado. Siempre jugó al límite y en un momento se escucha que Pelé quería cortar. Pero Diego le quería ganar, disfrutaba la situación", contó.

Embed

Para realizar la entrevista de Maradona a Diego "se habían preparado las preguntas y las respuestas, y de la parte técnica habíamos buscado un doble. Un imitador" y en cuanto a los invitados que se discutían en las reuniones de producción "se tiraban todo tipo de nombres. A Chespirito lo cerró él porque era su ídolo y lo quería tener", contó el rosarino de un programa que tuvo un nivel de audiencia tremendo, con más de cuarenta puntos y donde todas las marcas querían estar.

En cuanto a la relación con Diego, desde un inicio se había elaborado un protocolo con el fin de cuidar a Maradona. "Todos éramos fanáticos y por eso había que evitar que los productores fuéramos cholulos. En el primer ensayo yo estaba parado en la tribuna cuando aparece fumando un habano. Lo miré y no me salían palabras. Me dijo «hola maestro, Diego». Se presentó, ja. Le dije que era de Newell's y ahí me lo compré".

Maradona era distinto y por eso las disposiciones que se establecieron quedaron en la nada, pero porque él así lo disponía. "Un día armó un partido y jugué con Maradona. Todos los protocolos los tiró al tacho en dos programas. Eso era él, siempre se ponía del lado del laburante", concluyó.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS