Información General

Le quitaron tres propiedades a un ex intendente condenado por corrupción

De un año a otro pasó de declarar bienes inmuebles por 70 mil pesos a 1,8 millones.

Martes 09 de Febrero de 2021

La Justicia mendocina resolvió quitarle tres propiedades al ex intendente de Guaymallén Luis Lobos porque no pudo demostrar el origen de esos bienes adquiridos durante su gestión pública. Es el primer fallo nacional que utiliza la Ley de Extinción de Dominio en una causa de corrupción.

Lobos recibió una pena de cuatro años y medio de prisión por enriquecimiento ilícito, mientras que su pareja, Claudia Verónica Sgro, fue condenada a tres años y medio de cárcel. Aunque el exjefe comunal no tiene sentencia firme le aplicaron la extinción de dominio en un caso de corrupción.

La magistrada María Paz Gallardo ordenó que esos inmuebles pasen al Estado provincial, que los pondrá en remate y destinará los fondos a la reparación y reconstrucción de escuelas. Según las pruebas de la causa, Lobos tenía en 2009 ingresos por 2800 pesos en su actividad independiente y en 2014 52.000 pesos por su cargo de intendente. Una pericia contable demostró que no pudo justificar 3.923.099 pesos y su pareja, 1.018.837 pesos.

La jueza tuvo en consideración que el matrimonio tuvo “ingresos como funcionarios de la Municipalidad durante un lapso importante de tiempo (desde el 2000 al 2015 Sgro y desde el 2003 al 2015 Lobos). El fallo determinó que no cumplieron con “la carga procesal impuesta de acreditar el origen licito de los inmuebles”, al ordenar la restitución de los bienes al Estado provincial.

Gallardo aclaró que Lobos y Sgro pudieron justificar la compra de sus automóviles. Sostuvo en el fallo que “se trata de vehículos que si bien son de gama media-alta no resultan suntuosos”, y consideró que “pueden perfectamente haber sido adquiridos por los demandados con sus ingresos formales”. Se trata de un Peugeot 308, un Volkswagen Amarok 2.0 y un cuatriciclo Can-Am.

Las propiedades estaban a nombre de Lobos y su esposa son dos casas (un dúplex de calle Cangallo y una mansión en el barrio Sol Andino) y un lote en el barrio Naútico Mendoza, todos ubicados en Guaymallén, el municipio del que fue intendente entre 2013 y 2015.

Fueron los vecinos de Guaymallén los que empezaron a publicar en foros de los medios locales datos precisos sobre propiedades que había adquirido Lobos y su esposa: una casa fastuosa, vehículos de alta gama, lotes en diversos emprendimientos inmobiliarios, algunos de ellos con emprendedores que eran proveedores de la comuna.

Son todos los bienes adquiridos después de asumir en la gestión pública, ya sea a nombre del imputado o una empresa (sociedad jurídica) vinculada al acusado, los que están en la mira. En la declaración a la Afip, Lobos quedó expuesto: de un año a otro pasó de declarar bienes inmuebles por 70 mil pesos, a 1,8 millones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario