Información Gral

La Fiesta de la Vendimia no se queda sin reina pese a la crisis vitivinícola

Rocío Tonini, de 18 años, resultó electa anoche en Mendoza y por primera vez en tres décadas el cetro fue para la representante del departamento de Junín.

Domingo 08 de Marzo de 2015

A pesar de la profunda crisis de la vitivinicultura, Mendoza celebró anoche la Fiesta Nacional de la Vendimia y pasada la medianoche -cuando empezaba el Día Internacional de la Mujer- eligió a su reina 2015, entre 17 candidatas departamentales.

La elección recayó en una joven de 18 años llamada Rocío Tonini (del departamento mendocino de Junín), una estudiante del profesorado de Geografía que además se dedica a trabajos solidarios para los más necesitados.

Hacía más de tres décadas, que Junín -uno de los 17 departamentos mendocinos- no obtenía el cetro, así que los habitantes de esa ciudad del Este de Mendoza festejaron con mucha emoción.

La acompaña como virreina, Camila Morales, del departamento de Lavalle, quien salió segunda en la elección y ambas durmieron anoche en una suite de un hotel de cinco estrellas en el microcentro mendocino, después dos días de una ajetreada agenda.

“Estoy muy feliz, muy contenta y agradecida”, comentó Rocío y agregó que tras una noche de grandes emociones tiene “muchas ganas de llegar” su mi pueblo y llevar la corona a su gente después de 35 años.

La reina agregó: “Trabajar por el cuidado del agua y concientizar sobre todo a los más chicos es uno de mis objetivos”, mientras sonreía con el entusiasmo de saber que representará a su país todo este año.

El espectáculo que se realiza todos los años en el anfiteatro Frank Romero Day enmarcado por los cerros a minutos del centro mendocino, consiste en entretenimientos previos y un musical que despliega mil artistas en el escenario; en esta ocasión se llamó “Postales de un oasis que late”.

Antes se leyó el mensaje del Papa Francisco que monseñor Emil Paul Tscherrig, nuncio apostólico en la Argentina, envió al Arzobispado de Mendoza en el que el pontífice argentino bendice la Fiesta Nacional de la Vendimia y a los que trabajan en la actividad.

El mensaje fue leído para luego proyectarse un emotivo documental de Jorge Bergoglio y en un momento los conductores pidieron a los miles de asistentes que hicieran flamear en su honor las banderas blancas que estaban en los asientos, con lo que el auditorio griego se tiñó de blanco.

Mientras que el espectáculo en sí comenzó a las 22.15 y finalizó a las 23.35, con un gran despliegue de música, bailes, postales y simbolismos en el escenario.

El guion fue de Liliana Bodoc y la dirección recayó en Sonya Sejanovich; luego de la llegada de las reinas de cada departamento, se desató una cueca cuyana y llegó la canción “Virgen de la Carrodilla”, con un destacado tratamiento de voces líricas y cientos de artistas con luces, a modo de antorchas, jugando pasos escénicos para la protectora de la vendimia cuya imagen estaba elevada en el escenario.

En una de las escenas se representó un batallón de Granaderos a Caballo con el objetivo generar patriotismo en los aplausos para honrar al general San Martín.

También hubo un homenaje para el director de la propuesta que falleció unos meses atrás Marcelo Rosas y antes de que empezara el musical se recordó a reina de la Vendimia 2005, Nuri Donnantuoni, quien murió el 11 de febrero en un accidente de autos.

El final fue con los acordes de la Marcha de la Vendimia y todo se transformó en emoción, alegría y desde los asientos se iluminó el estadio con las velas del cotillón que la organización repartió.

En el público se mezclaron políticos, candidatos presidenciales, funcionarios, familias enteras venidas de pueblos y ciudades del interior mendocino y el locutor tuvo un sentido párrafo para los que han perdido la cosecha por contingencias climáticas, económicas y plagas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS